Huelga de Educación

La Plataforma por la Educación Pública denuncia unos servicios mínimos "abusivos" para la huelga de docentes

El Stepv critica que el personal de servicios mínimos en Infantil y Primaria será "el doble" que en anteriores huelgas

"Solo un tercio de los educadores podrá hacer huelga", lamentan

Sindicatos educativos protestan en la sede de Conselleria de Educación.

Sindicatos educativos protestan en la sede de Conselleria de Educación. / Loyola Pérez de Villegas Muñiz

Gonzalo Sánchez

Gonzalo Sánchez

La Plataforma por la Educación Pública denunció este lunes que los servicios mínimos dictados por Conselleria de Educación para la huelga de este jueves 23 de mayo son "abusivos". En concreto, denuncian que el profesorado de Infantil y Primaria que trabajará será "el doble" que en anteriores huelgas.

También se doblan los educadores que deberán hacer servicios mínimos en centros de 0 a 3 años y de educación especial. "Prácticamente, solo un tercio de los educadores y educadores podrá hacer huelga el 23 de mayo", critican. La plataforma baraja presentar un recurso por vulnerar el derecho a huelga de los trabajadores de la enseñanza pública.

Los servicios mínimos contemplan, entre otros, la presencia de una persona del equipo directivo, un profesor por etapa educativa en Primaria, dos educadores en le caso de Infantil o Educación Especial, dos profesores por etapa educativa en la ESO y servicios de días festivos en centros de estudiantes internos.

Los sindicatos convocan huelga de Educación el próximo 23 de mayo.

Los sindicatos convocan huelga de Educación el próximo 23 de mayo. / Loyola Pérez de Villegas Muñiz

La huelga de Educación fue anunciada por los sindicatos el pasado 24 de abril, después de meses de tensión con la Conselleria y decisiones que no han sido nada populares entre los docentes y las familias; como la aplicación del distrito único, la reforma de la ley de plurilingüismo o el recorte de 122 millones (un 40 %) del dinero para construir colegios e institutos públicos.

El alumnado podrá sumarse a la huelga sin pedir justificación a partir de 3º de ESO y el paro está convocado en toda la educación pública no universitaria. La huelga se acuerda para "frenar" las políticas educativas del Consell, los "recortes", y forzar una negociación que mejore las condiciones del profesorado y los centros.

Reivindicaciones

Punto por punto, estas son las razones que los sindicatos esgrimen para la huelga, convocada solo 10 meses después de la entrada en el Gobierno de PP y Vox. La primera es la nueva ley de libertad educativa, aprobada ayer, que para los sindicatos, pervierten el significado de la palabra libertad. Ellos, de hecho, la califican como "ley de segregación educativa", ya que creen que la implantación del distrito único escolar generará "guetos" y segregará al alumnado en colegios para ricos y para pobres. Además, consideran que el decreto que incorpora el distrito único  hará que sean los centros los que "elijan" al alumnado y traerá "el arrinconamiento del valenciano".

Docentes y estudiantes protestan por los recortes en las EOI de Valencia.

Docentes y estudiantes protestan por los recortes en las EOI de Valencia. / Gonzalo Sánchez

Los recortes presupuestarios en algunos ámbitos son otro campo de batalla que ha alimentado las movilizaciones. El primero que denuncian es el aplicado al Plan Edificant, de construcción de colegios e institutos públicos. Según los presupuestos de la Generalitat, Educación recorta esta partida en 120 millones de euros, un 40 % menos que el año pasado, lo que deja decenas de obras en el aire.

Por otro lado, denuncian los recortes en las Escuelas Oficiales de Idiomas. El Stepv, sindicato mayoritario, estima que afectarán a 8.500 estudiantes, 244 grupos y 61 docentes. Conselleria, sin embargo, habla de "reorganización" y explica que casi la mitad de los grupos de las EOI no cumplían con la ratio mínima de alumnos, especialmente en idiomas como el euskera, ruso, chino o rumano, de ahí que se "concentren" grupos en base a la demanda.

Otras reivindicaciones que los sindicatos denuncian son el exceso de burocracia en los centros, mejorar las retribuciones del profesorado (son los peor pagados de toda España), dotar a los centros de personal especializado para atender la salud mental del alumnado, reducir las ratios o mejorar la convivencia. Otras reivindicaciones son la reducción de horas de docencia para los profesores mayores de 55 años o un plan para reducir las agresiones de estudiantes contra el profesorado.