El PP pide que Ribera comparezca en el Congreso por el agua de l'Albufera en plena campaña de las europeas

Los populares redoblan la presión contra la candidata del PSOE al Europarlamento con una batería de propuestas sobre el parque natural y la acusan de ser "la piedra en el zapato de los valencianos" junto a Morant, también ministra y líder del PSPV

La ministra Ribera y el president Mazón en la reunión que mantuvieron el pasado febrero.

La ministra Ribera y el president Mazón en la reunión que mantuvieron el pasado febrero. / Celia López/ Europa Press

Mateo L. Belarte

Mateo L. Belarte

El PP estatal asume el pulso con la ministra Teresa Ribera que abrió la federación valenciana del president Carlos Mazón por el agua de l'Albufera. Aprovechando que la titular de Transición Ecológica es la cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas del próximo 9 de junio, el grupo popular en el Congreso ha presentado una solicitud para que comparezca en la cámara baja de manera urgente para explicar los "incumplimientos" y la "falta de compromiso" del Ejecutivo central con las aportaciones hídricas al lago valenciano. Según los populares, el Gobierno solo ha enviado dos de los 20 hectómetros cúbicos extraordinarios previstos en el plan hidrológico del Xúquer. El objetivo es que esta tenga lugar en plena campaña de los comicios comunitarios, aunque el Gobierno podría dilatarlo para evitar el desgaste de su candidata.

El movimiento lo anunciaron este lunes la diputada estatal valenciana Belén Hoyo; el coordinador general del PPCV, Juan Carlos Caballero; y la portavoz adjunta de los conservadores en el Congreso, Miriam Guardiola, que visitaron la capital del Turia en una nueva prueba de la relevancia que Génova le otorga al territorio valenciano de cara a esta nueva cita electoral. En paralelo y en esa misma línea, también se dejó ver ayer en València Juan Bravo, vicesecretario de Economía del PP, quien se reunió con los grandes empresarios de AVE, la entidad capitaneada por el naviero Vicente Boluda.

Las transferencias hídricas a l'Albufera abrieron hace unos días un nuevo foco de tensión entre Moncloa y Generalitat. Mazón acusó a Ribera de enviar menos agua de la prevista en la ley y la ministra contratacó tachándole de "populista" y desatando una guerra de datos entre instituciones. Las cifras del Consell finalmente han sido validadas por regantes e incluso por Compromís y la ministra no ha abordado el asunto desde hace días, mientras el Ejecutivo valenciano trata de mantener viva la polémica en busca de rédito electoral.

Una empresa para la que Génova ofrece su músculo y con el Congreso como caja de resonancia. Los populares registraron el 24 de mayo una batería de iniciativas relacionadas con la Comunitat Valenciana y centradas en esta batalla hídrica. La principal es la solicitud de comparecencia urgente de Ribera, que además de arrojar luz sobre esos "incumplimientos" del ministerio con las transferencias de agua reclama explicaciones por el "silecio" de la ministra "ante los requerimientos" del Consell "por salvaguardar la calidad medioambiental" del parque natural.

Asimismo, los populares han incorporado varias preguntas sobre las actuaciones del Gobierno en l'Albufera. Piden conocer "los motivos del incumplimiento" del Ejecutivo en esas aportaciones hídricas; saber si piensa "corregir su postura" sobre sus transferencias al lado y por qué no ha construido los "seis tanques de tormentas previstos para el primer semestre de 2024".

Hoyo replicó la estrategia de Mazón y reclamó el voto de castigo a Ribera por sus actuaciones en materia de agua y sus consecuencias en la C. Valenciana. Dijo que es "una piedra en el zapato" de los valencianos, al igual que la también ministra (de Ciencia) y líder del PSPV, Diana Morant. Guardiola, en sintonía con ese argumentario, señaló que la candidata del PSOE a Bruselas es la ministra "que más daño ha hecho" a los intereses autonómicos.

En el epicentro de las decisiones de Bruselas

Por su parte, Bravo alertó de la importancia de estos comicios al Europarlamento y trató de espolear la participación de los valencianos al indicar que muchas de las decisiones que se tomen en Bruselas se sentirán con especial fuerza en la autonomía. "Lo que votemos valdrá para los próximos cinco años. En Europa se decide lo que va a pasar en España con dos años de anticipación", aseguró.

Como ejemplos, el directivo popular señaló que en la UE se "decide qué pasa con los puertos, con las políticas industriales y fiscales, con los fondos europeos, con la agricultura o con el agua" y apuntó que la C. Valenciana es una de las más expuestas a estas decisiones.

El vicesecretario de economía popular se mostró interesado en conocer la opinión de los grandes empresarios sobre la canalización de estos recursos de la UE hacia el tejido productivo y pidió "agilizar los procesos". Según resaltó, el Estado es "importante" en este plan, pero pidió "no molestar" al empresariado y "ayudar" a este colectivo que "crea riqueza", una tesis que encaja con las politicas de simplificacion administrativa que está poniendo en marcha el Consell de Mazón.

Suscríbete para seguir leyendo