Doce más uno en l’Albufera para ser Reserva de la Biosfera

Los consistorios de distinto signo político se muestran a favor de la candidatura que impulsan el Ayuntamiento de València y la Generalitat

Doce más uno en l’Albufera para ser Reserva de la Biosfera

Doce más uno en l’Albufera para ser Reserva de la Biosfera / ED

P. Olaya / Joan R. Gimeno

Sedaví, Silla, Catarroja, en la comarca de l’Horta se han mostrado inicialmente a favor de la declaración del Parc Natural de l’Albufera como Reserva de la Biosfera. También Cullera, en la Ribera. Son algunos de los municipios que necesariamente han de respaldar la candidatura impulsada por València, propietaria del lago, y la Generalitat, responsable de la gestión del enclave protegido. Doce más uno, cada uno de un signo político, para alcanzar la designación por parte de la Unesco.

Con más de 21.000 hectáreas entre arrozales y espacios de la Red Natura 2000, l’Albufera alarga sus tentáculos por trece términos municipales: València, Albal, Alfafar, Beniparell, Catarroja, Massanassa, Sedaví y Silla (l’Horta Sud), Algemesí (la Ribera Alta), Albalat de la Ribera, Cullera, Sollana y Sueca (la Ribera Baixa). Unificar criterios y aunar sensibilidades es clave en el camino para lograr el reconocimiento.

Jordi Mayor, alcalde de Cullera por el PSPV, echa la vista atrás para recordar que su formación siempre ha estado a favor de la Reserva de la Biosfera. Fue precisamente en la época de Rita Barberá al frente del Ayuntamiento de València cuando se planteó por primera vez la cuestión. Cullera, entonces gobernada por el Partido Popular bajo la dirección de Ernesto Sanjuán Martínez, fue quien se opuso se forma más contundente. «El PSPV, entonces en la oposición, sin embargo se mostró partidario», incide Mayor.

Reservar los espacios naturales

«En estos momentos desde el equipo de gobierno se estudiará la petición e inicialmente se muestra partidario de dicha declaración tal y como ha venido haciendo en los últimos años con un firme compromiso para reservar todos los entornos naturales», subraya el socialista. Preguntado sobre la misma cuestión, el Ayuntamiento de Sueca declinó hacer cualquier tipo de declaración sin reunirse antes con todas las partes implicadas y analizar el documento por el que se solicita la declaración para el parque natural de la Albufera. Eso sí, remarcaban que históricamente desde Sueca siempre se han sido partidarios.

En Sedaví, ahora con una coalición PSPV-Compromís y alcalde socialista José F.Cabanes, ya se aprobó una moción en la legislatura anterior para la inclusión del parque natural de l’Albufera como Reserva de la Biosfera. Entonces el partido socialista gobernaba en solitario pero sacó adelante la propuesta con el apoyo de los votos del Grupo Popular, Grupo Socialista e Izquierda Unida y en contra de Compromís, ahora socio de gobierno. En el texto se hacía mención expresa a la necesidad de «establecer medidas concretas de gestión de los gobiernos nacionales, regionales, comarcales y locales, acogiendo y encauzando las iniciativas de interés y el intercambio de experiencias entre los distintos espacios con el propósito de compatibilizar los objetivos aparentemente conflictivos de la conservación de la biodiversidad, fomento del desarrollo socioeconómico y mantenimiento de los valores culturales asociados».

En Silla, donde la alcaldía recae en el PSPV, Vicente Zaragozá destaca la postura favorable a ser Reserva de la Biosfera. Con matices. Además de exigir financiación y un plan muy detallado, desde Silla se recalca que la propuesta «debe centrarse en cumplir de manera equilibrada las tres funciones básicas: conservación, desarrollo económico y social sostenible y apoyo logístico». Además, se hace hincapié en la inclusión de los centros urbanos para ser objeto de atención prioritaria, así como la autorización para la navegación de todas las embarcaciones tradicionales típicas y la práctica del deporte de entidades federadas de piragua.

En términos similares se expresa Lorena Silvent, alcaldesa de Catarrola en un gobierno entre PSPV y Compromis. «La historia de Catarroja está vinculada desde siempre a l’Albufera a través del puerto, que es un enclave natural, medioambiental, social y cultural de la ciudad que reúne tradiciones y dibuja el recorrido histórico de nuestra ciudad», señala.

«Permitiría abrir una ventana al mundo para dar a conocer el gran patrimonio que supone la Albufera, y su uso y potencial turístico siempre preservando al máximo y de manera sostenible sus valores ambientales, naturales y culturales», remarca. Beniparrell, con muy poca superficie dentro del parque natural, la mayoría está ocupada por campos de arroz.

Suscríbete para seguir leyendo