El Aeropuerto de Castellón mantiene su trayectoria ascendente

La instalación castellonense ha logrado sus mejores registros con 11 rutas regulares, cerca de 300.000 pasajeros y 10.000 operaciones

El aeropuerto ha favorecido el desarrollo de actividades vinculadas a la aeronáutica

La consellera de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, Salome Pradas, en el aeropuerto.

La consellera de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, Salome Pradas, en el aeropuerto. / GVA

El aeropuerto de Castellón avanza con rumbo ascendente en su plan de desarrollo integral. La instalación ha logrado aunar sus mejores registros en tráfico comercial con la incorporación de actividades vinculadas a los sectores aeronáutico y aeroespacial, la logística, la innovación y la formación.

El desarrollo de la conectividad aérea constituye el pilar principal de la estrategia de crecimiento. En este sentido, el aeropuerto logró en 2023 las cifras anuales más altas de su historia, con 11 rutas regulares, más de 283.000 pasajeros (un 90% más que en 2022) y casi 10.000 operaciones. Unos datos que han aupado a la instalación castellonense en el ranking nacional de aeropuertos.

Tal y como ha manifestado la consellera de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, Salome Pradas, «la tendencia alcista se mantiene en este 2024 y prueba de ello es que la base de Castellón ha cerrado el mejor primer cuatrimestre de su trayectoria, con 62.193 pasajeros». 

El aeropuerto opera en el presente año once rutas regulares, operadas por cuatro aerolíneas (Ryanair, Wizz Air, Volotea y Air Nostrum) que conectan con Londres, Roma, Bruselas, Berlín, Milán, Düsseldorf Weeze, Bucarest, Oporto, Bilbao, Madrid y Asturias.

Vuelos comerciales en el aeropuerto de Castellón.

Vuelos comerciales en el aeropuerto de Castellón. / GVA

Además de sumar nuevas rutas, el aeropuerto ha reforzado algunas de las conexiones que ya tenía, como las de Londres y Bucarest, que han duplicado sus prestaciones y operan en la actualidad con cuatro frecuencias semanales cada una.

Por su parte, la ruta Madrid multiplica las opciones de conexión desde Castellón, ya que permite enlazar, vía el aeropuerto de la capital de España, con 86 destinos nacionales e internacionales.

A las rutas actuales se sumarán a partir de 2026 dos conexiones con París y Stuttgart, que ya están confirmadas. Así mismo, el aeropuerto trabaja en la captación de nuevas conexiones para 2025. El objetivo es lograr alcanzar en dos años la cifra de 500.000 pasajeros anuales.

Aeropuerto de tipo mixto

La Generalitat Valenciana apuesta por aprovechar todas las opciones que ofrece el aeropuerto de Castellón a través de la implementación de otras vías de negocio paralelas al tráfico comercial.

Por una parte, ha habido una apuesta decidida por el desarrollo de la industria aeronáutica, caracterizada por su especialización y alto valor añadido. 

En este sentido, el aeropuerto ha favorecido la llegada de empresas dedicadas a actividades MRO (mantenimiento, reparación y preservación de aeronaves), así como al estacionamiento y desmantelamiento de aviones. Con este objetivo, desde la empresa pública Aerocas, adscrita a la Generalitat, se han ejecutado actuaciones como la nueva plataforma industrial, que abarca una superficie de más de 30.000 metros cuadrados.

Las compañías aeronáuticas basadas en el aeropuerto de Castellón están realizando inversiones relevantes. Brok-air Aviation Group ha construido un hangar de 2.500 cuadrados para mantenimiento de aviones y la compañía eCube está construyendo un hangar de 2.400 metros cuadrados dedicado al procesamiento y almacenamiento de piezas de aviones.

Avión en el aeropuerto de Castellón.

Avión en el aeropuerto de Castellón. / GVA

Sector aeroespacial

El sector aeroespacial es otro de los ámbitos en los que el aeropuerto de Castellón quiere ser protagonista.

En la actualidad, ya cuenta con dos empresas basadas: Comet Ingeniería, dedicada al diseño, producción y certificación de componentes aeroespaciales; y Arkadia Space, especializada en el desarrollo y validación de motores y sistemas de propulsión basados en el uso de combustibles verdes. Esta última dispone en el aeropuerto de Castellón de dos bancos de ensayos de motores espaciales y ha firmado varios contratos con la Agencia Espacial Europea (ESA).

Para seguir avanzando en este campo, en este 2024 se va a poner en marcha una incubadora de empresas de la Agencia Espacial Europea (European Space Agency Business Incubator Centre, ESA-BIC), que va a va a posibilitar el impulso a doce proyectos empresariales vinculados al espacio durante los próximos tres años.

El ESA-BIC ha sido promovida por la Generalitat, a través de Aerocas, en colaboración con el consorcio espacial valenciano ValSpace. La iniciativa cuenta con cerca de 40 entidades colaboradoras, entre organizaciones empresariales y profesionales, universidades, institutos tecnológicos y empresas.

La influencia del ESA-BIC se extiende a todo el territorio de la Comunitat Valenciana. Con este objetivo, se ha planteado un modelo nodular, con tres centros territoriales, uno por cada provincia.

Formación Profesional aeronáutica

La Generalitat ha apostado por emplazar en el aeropuerto de Castellón el centro de referencia de la Comunitat Valenciana en estudios de Formación Profesional de la rama aeronáutica.

El aeropuerto acoge en el presente cuatro ciclos de FP con más de 100 alumnos inscritos. La creación de este campus formativo supone un factor de competitividad para el aeropuerto y las empresas instaladas, al generar una fuente de mano de obra cualificada. La actividad formativa se completa con la actividad de las escuelas de vuelo (la compañía Panamedia dispone de base en el aeropuerto de Castellón) y de training de aerolíneas. 

Nuevo polo empresarial

Para acoger nuevos proyectos vinculados al ámbito aeronáutico y aeroespacial, Aerocas trabaja con la Generalitat en el proyecto de la Zona de Actividades Complementarias (ZAC) del aeropuerto, que se desarrollará de manera acorde a las necesidades de las empresas. Se trata de una actuación que ha sido catalogada por la Generalitat como estratégica.