PP y Vox citan a Bravo, Marzà y al jefe de Emergencias a la comisión de investigación del sector público

Los socios del Consell llaman a más de 40 responsables del Botànic por las "posibles irregularidades" en la contratación de personal en los entes instrumentales de la Generalitat

Gabriela Bravo defiende la reforma legal para multar el consumo de prostitución.

Gabriela Bravo defiende la reforma legal para multar el consumo de prostitución. / José Cuéllar/Corts

La exconsellera de Justicia, Gabriela Bravo; el exconseller de Educación, Vicent Marzà; y dos secretarios autonómicos, José María Ángel (Emergencias) y Enric Nomdedéu (Empleo) han sido llamados por PP y Vox para comparecer en la comisión de investigación sobre el sector público de la Generalitat durante los dos mandatos del Botànic (2015-2023). Son los nombres más destacados de un listado de más de 40 personas que todavía no se ha hecho público al completo por parte de las dos formaciones. El expresident Ximo Puig, máximo responsable de esa época, no aparece entre los nombres anunciados hasta ahora.

Según ha explicado el síndic del PPCV, Miguel Barrachina, la petición se registrará oficialmente durante este miércoles, incluirá citaciones de "algo más" de 40 personas y documentación sobre los 54 entes públicos, de los que se hallaron "irregularidades" en 51, según ha recordado el portavoz popular, que ha comparecido en los pasillos de las Corts en pleno debate sobre las enmiendas a la ley de Concordia.

Barrachina ha defendido que la iniciativa persigue un "doble objetivo". Por un lado, "evitar el derroche" del anterior ejecutivo de izquierdas y por otro, acabar con las "irregularidades" en torno a estos organismos, que según ha denunciado eran la "conducta normal" en tiempos botánicos. Entre otras, contratos a dedo, según denunció el propio president Carlos Mazón cuando anunció esta fiscalización al sector público. A inicios de año, el jefe del Consell cifró en casi 250.000 los contratos a dedo por valor de 700 millones de euros. También "pagos a terceros sin control ni autorización".

El dirigente popular ha explicado que la citación de Bravo, Marzà y los otros altos cargos no llega por sus roles principales sino por sus "responsabilidades" en las entidades públicas. En el caso de Bravo y de Ángel, en la Sgise, mientras la de Marzà llega por cultura y la de Nomdedéu, por la "contratación laboral". La gerente de FGV, Anaïs Menguzzato, también ha sido llamada.

Vox, por su parte, ha solicitado la comparecencia de Miquel Jordà, gerente del Consell de l'Horta y de Rodolfo Canet, director del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (Ivia), entre otros. José María Llanos, síndic de Vox, ha explicado que hay más nombres que se conocerán durante el día. Igualmente, ha apuntado que la lista "no está cerrada".

Los primeros en comparecer, en todo caso, serán los miembros de la Intervención de la Generalitat y de la Sindicatura de Comptes, los organismos que redactaron los informes donde se apunta a estas irregularidades, recogidas luego por Mazón y reconvertidas en esta investigación parlamentaria y en una auditoría externa.

La oposición habla de "circo"

Cuando se anunció esta comisión pocos días después del anuncio de las auditorías externas, PSPV y Compromís trataron de expandir su rango temporal y que arrancara en 1995, cuando se iniciaron las dos décadas de gobiernos del PP en el Palau. Los socios del Consell lo tumbaron, y esa negativa ha vuelto a ser recordada este miércoles por la izquierda. Para Toni Gaspar, portavoz socialista en la comisión, su única finalidad es "ser un circo", "pero uno del malo", ha añadido.

"Se quiere hacer una causa general de ciertas observaciones mientras no se pide investigar cosas más graves como es el pasado", ha señalado en referencia a las causas que todavía hoy están en los tribunales por presunta corrupción en organismos públicos. "Todo ese sector público tiene una historia, de 2015 hacia atrás hay 170 condenas y de eso no se quier hablar", ha denunciado Gaspar, que ha recordado que "se quiere hablar" de una etapa en la que hay "cero condenas" para "tapar la falta de gestión".

Joan Baldoví, síndic de Compromís, ha recordado por su parte que el Síndic de Greuges, Àngel Luna, dijo en su día que esta comisión "era innecesaria" y coincidió con Gaspar a la hora de reprochar que no se indague en la época previa, "donde ha habido condenas". "Se está utilizando las Corts de manera torticera para hacer oposición a la oposición", ha criticado. El valencianista ha retado a PP y Vox a ir a los tribunales "si tan seguros están de que había irregularidades" en el sector público con el Botànic.

Suscríbete para seguir leyendo