Sanidad

Personal de la Fe renuncia al plan para bajar listas quirúrgicas por los impagos

La conselleria de Sanidad desmiente el paro de 22 de los 24 quirófanos y asegura que la cantidad adeudada se abonará en la próxima nómina

Los de ginecología oncológica y torácica mantendrán su actividad por la gravedad de las patologías

La operación fue todo un éxito.

La operación fue todo un éxito. / Levante-EMV

Lluís Pérez

Lluís Pérez

El personal quirúrgico del hospital La Fe ha denunciado que las cirugías extra para reducir las listas de espera por las tardes se dejarán de hacer a partir del próximo lunes 17 de junio. Según explican desde UGT a Levante-EMV, a partir de ese día, 22 de los 24 quirófanos detendrán su actividad del programa de productividad, los módulos de refuerzo, aunque desde la conselleria de Sanidad desmienten que esto vaya a suceder. El paro es un método de protesta por los impagos de las horas extras del personal médicos desde el mes de febrero, cuando entró en vigor la nueva retribución del programa de autoconcierto. Seguirán operando el de ginecología oncológica y el de torácica, "por responsabilidad" y ante la "gravedad de las patologías tratadas" por estas dos especialidades. Según explican fuentes del personal, al paro se suman un gran número de médicos -la mitad de los anestesistas-, un centenar de enfermeros, 30 auxiliares de Enfermería y una veintena de celadores.

Desde Sanidad y la gerencia de La Fe, desmienten "rotundamente" el paro de la actividad "en ni uno solo de los quirófanos" y explican que trasladaron a los responsables de los distintos servicios y a la Junta de Personal que "en la próxima nómina, se terminará de normalizar el tema". En los dos últimos meses, ante las consultas de este periódico, desde la conselleria han transmitido siempre ser conocedores del problema y que estaban trabajando para solucionarlo "cuanto antes".

A lo largo de la mañana del viernes, el equipo médico de cada quirófano informó mediante un escrito al jefe o jefa de servicio de cada especialidad de la decisión de no realizar las horas extra a partir del próximo lunes. "Hemos advertido desde hace tiempo a la gerencia que era una situación que iba a acabar llegando ante los impagos por parte de la conselleria de Sanidad," explican desde UGT la Fe. En el escrito remitido, ponen el foco en tres puntos: el impago de las horas extra, la notable reducción de la retribución con el nuevo cálculo por horas y el agravio comparativo "que sufrimos frente a otros hospitales" en los que "se está retribuyendo sin merma económica", indican en el documento al que ha podido acceder este periódico.

La respuesta de la gerencia

La gerencia del centro ha remitido una circular informando que "en este momento, no tenemos notificación por escrito acerca de la suspensión quirúrgica por parte de ninguno de los estamentos en esta materia durante el mes de junio". Además del escrito, Levante-EMVha tenido constancia por parte del personal de una reunión en la que los responsables de la Fe han pedido mantener los módulos de productividad programados para la próxima semana; si no lo hacen ellos han de buscar un compañero que les sustituya. Y han recordado que los participantes -lo hacen de fórmula voluntaria- en el programa pueden darse de baja, pero siempre que remitan una solicitud por escrito.

"No queremos darnos de baja, queremos que nos paguen por nuestro trabajo porque, al final, repercute negativamente en nuestras condiciones laborales y en la calidad asistencial a los pacientes -, denuncian-. Pedirnos eso es coacción". Desde UGT, consideran que es una "situación insostenible" y que "está generando un clima adverso de trabajo". Y añaden: "Es un ejemplo de la gestión nefasta de los recursos públicos en los que la prioridad no parece ser la atención sanitaria".

El programa de productividad cambió su funcionamiento en el mes de febrero. Los módulos se limitaron a un máximo de cuatro horas por profesional y día y, también, cambió la fórmula de retribución; antes era por paciente o intervención mientras que, ahora, se realiza por hora trabajada. Según la normativa aprobada por el Consell el pasado 30 de enero, los facultativos cobran 63,11 € por hora entre semana y 88,47 euros durante los festivos o, en caso, de ser módulos nocturnos. 

Suscríbete para seguir leyendo