Detenida en Sagunt por hurtar un centenar de joyas a familiares y amigos

La mujer le sustrajo varias piezas a su hermano y a una amiga en cuya casa entraba con el pretexto de teletrabajar

Material incautado a una mujer detenida en Sagunt por hurtar joyas a familiares y amigos.

Material incautado a una mujer detenida en Sagunt por hurtar joyas a familiares y amigos. / L-EMV

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sagunt a una mujer por presuntamente hurtar un centenar de joyas a familiares y amigos para venderlas posteriormente en casas de compraventa de oro en lotes pequeños para no levantar sospechas. Los agentes han recuperado gran parte de las joyas sustraídas que han sido devueltas a sus propietarios, muchos de ellos formaban parte del entorno más cercano de la detenida.

Las investigaciones empezaron cuando la policía judicial de la Comisaría Local de Sagunt detectó irregularidades en múltiples ventas de piezas preciosas en casas de compraventa de oro de esta localidad, efectuadas por la misma persona, que había estado implicada en delitos patrimoniales perpetrados anteriormente en esta demarcación, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Desconocían la sustracción

Avanzadas las labores de investigación, los agentes pudieron identificar a los legítimos propietarios gracias a las inscripciones detalladas en la parte de atrás de las joyas. Estos eran desconocedores de la sustracción y reconocieron como propias algunas de las piezas ya vendidas, que se encontraban en custodia de las casas de compraventa.

De forma paralela, comprobaron que la supuesta autora acudía habitualmente a casa de una amiga cercana con el pretexto de teletrabajar desde su domicilio, por lo que aprovechaba su ausencia para sustraerle joyas del interior y, después, se desplazaba a agencias de compraventa de oro para vender las joyas en pequeños lotes. Asimismo, tras la recuperación de todas las joyas, los agentes detectaron que parte del lote pertenecía a familiares de la sospechosa, entre ellos su hermano.

Finalmente, la Policía detuvo a la mujer, de 40 años y nacionalidad española, como presunta autora de un delito de hurto, tras llevar a cabo una entrada y registro en su vivienda, donde se localizaron e intervinieron un centenar de joyas escondidas en diferentes estancias. Gran parte de estas han sido recuperadas y entregadas a sus propietarios y las restantes están en custodia de la autoridad judicial para continuar con las gestiones oportunas.

La detenida, con antecedentes policiales, ha sido puesta disposición de la autoridad judicial.