¿Cómo les va a las mejores alumnas de la selectividad de 2014?

Carmen Moreno, que sacó la mejor nota en la fase general de la selectividad valenciana, cambio de carrera y tiene una empresa de marketing cultural

Neus Ridaura, que fue la segunda por tan solo 25 milésimas, va a empezar el cuarto año de su MIR de Urología en el Hospital General de Castelló

Neus Ridaura, en el Congreso Nacional de Urología de Palma de Mallorca, esta misma semana.

Neus Ridaura, en el Congreso Nacional de Urología de Palma de Mallorca, esta misma semana. / Levante-EMV

Rafel Montaner

Rafel Montaner

Carmen Moreno Gómez y Neus Ridaura Navarro fueron las mejores de la Comunitat Valenciana en la selectividad de hace 10 años. Carmen, nacida en Torrevieja y alumna del colegio concertado La Purísima de esta ciudad de la Vega Baja, con un 9,775 fue la nota más alta de los 16.785 estudiantes valencianos que en junio de 2014 se presentaron a la fase general de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU). A tan solo 25 milésimas quedó Neus, nacida en Pinedo y estudiante de l’IES El Saler de València, con su 9,750.

Rozaron el 14 en el acceso a la universidad

Su Matrícula de Honor en Bachillerato, la media de Neus fue un 9,79 y la de Carmen un 9,67, y su brillante selectividad les hizo rozar la perfección en el acceso a la universidad al quedarse cerca del 14; 13,71 Neus y 13,04 Carmen.

Arranca la última selectividad 'como la de antes' con el examen de Historia de España y de Valenciano

Lara Navarro / Borja Balaguer

Carmen quería ser arqueóloga y estudiar en la Universitat de Barcelona, donde entró sin problemas, pues no había nota de corte. Tras dos cursos cambió de carrera y se matriculó en el grado de Gestión Cultural de la Universitat Internacional de Catalunya, que acabó en dos cursos y medio como la primera de su promoción. Estuvo un año becada en Naciones Unidas en Nueva York trabajando en proyectos de participación de la mujer en la cultura, la ciencia y la educación, y a la vuelta hizo un máster en Gestión Cultural en la Carlos III de Madrid. Carmen, con 24 años creó su propia empresa de marketing cultural y hoy vive a caballo de Torrevieja y Madrid realizando proyectos para auditorios, museos, compañías escénicas, orquestas y asociaciones, entidades y fundaciones del ámbito de la cultura.

Neus, quería estudiar Medicina en la Universitat de València y entró sin ninguna dificultad en dicho grado, que ese año marcó la nota de corte más alta de todo el sistema universitario valenciano con 12,656 puntos.  Una década después Neus sigue con su carrera de fondo por cumplir su sueño y este mes de julio empezará el cuarto de los cinco años de Médico Interno Residente (MIR) de Urología en el Hospital General Universitario de Castelló. Esta semana ha participado en el congreso nacional de esta especialidad médico-quirúrgica que se ha celebrado en Palma de Mallorca, donde ha presentado como primera autora dos trabajos: un vídeo didáctico sobre la realización de un tipo de intervención quirúrgica asistida por robot Da Vinci en el cáncer de próstata de alto riesgo, una cirugía que "los urólogos del Hospital General de Castelló hacemos muy bien", cuenta, y un póster virtual en el que analiza la persistencia de tumores en 92 pacientes sometidos a resección transuretral de vejiga.

Neus, MIR en el Hospital de General de Castelló, ha presentado dos trabajos en el Congreso Nacional de Urología que se ha celebrado esta semana en Palma.

Neus, MIR en el Hospital de General de Castelló, ha presentado dos trabajos en el Congreso Nacional de Urología que se ha celebrado esta semana en Palma. / Levante-EMV

Trabajo "supergratificante"

Neus, que vive en València y va en coche todos los días a la capital de la Plana, está "muy contenta" en el Hospital General de Castelló. "Es un trabajo supergratificante y a mí me encanta estar en contacto con la gente y cuidarla, resolver sus dudas y potenciar la salud en general. La verdad es que ayudar a la gente es lo que me anima a continuar con toda esta trayectoria tan dura que es la medicina", destaca. 

"Ayudar a la gente es lo que me anima a continuar con toda esta trayectoria tan dura que es la medicina"

Neus Ridaura Navarro

— Segunda en la fase general de la selectividad de 2014 en la Comunitat Valenciana

Su futuro aún está por escribir, pues como reconoce "no hay nada seguro cuando acabas el MIR". "Puedes aspirar a cubrir las vacantes que hay en los hospitales, con lo cual no sabes dónde vas a trabajar", dice. No obstante, admite que "en estos últimos años hay mucho trabajo porque faltan urólogos en la sanidad pública". 

Carmen Moreno, frente al templo egipcio de Debod, en Madrid.

Carmen Moreno, ante el templo egipcio de Debod, en Madrid. / Levante-EMV

"Con 18 años ni sabía lo que era el marketing cultural"

Carmen cuenta que a mitad de carrera, en su primera excavación de verano en el Tossal de Manises de Alicante se dio cuenta que la arqueología le gustaba mucho "para dedicar mi tiempo libre, no para mi futuro profesional". Fue entonces cuando decidió estudiar el grado de Gestión Cultural. "Si me dicen con 18 años que voy a acabar trabajando en marketing cultural no me lo hubiera creído, pues yo entonces ni sabía lo que era", relata. Por eso insiste en que la clave "es estudiar lo que te gusta y no tener miedo a equivocarte", porque recalca que la profesión en la que vas a trabajar es algo que "vas construyendo" mientras te formas. 

"No fue una pérdida de tiempo cambiar de grado; con 20 años tienes toda la vida por delante para volver a empezar"

Carmen Moreno Gómez

— Primera en la fase general de la selectividad de 2014 en la Comunitat Valenciana

Ella misma no considera un error cambiar de carrera. "No fue una pérdida de tiempo, con 20 años tienes toda la vida por delante para volver a empezar. Es más, si pudiera retornar a los 18 volvería a estudiar Arqueología, porque aprendí mucho esos dos años". 

Así han vivido los alumnos el comienzo de la Ebau en València

Levante TV

"Si no te llega la nota; haz otra carrera"

A todos aquellos jóvenes valencianos que este viernes han recibido su nota de la PAU y no van a poder entrar en la carrera que quieren les aconseja que "vuelvan a presentarse a la selectividad el año que viene o que empiecen a estudiar otro grado, pues a lo mejor descubren que les gusta más incluso que lo que tenían en mente y, si no es así, que no tengan miedo por volver a empezar, pues ahora hay mil caminos para conseguir de una manera u otra lo que quieres si eres constante en el estudio".

Una visión que también comparte Neus: "quienes no hayan sacado en la selectividad la nota que esperaban deben tener en cuenta que la vida es muy larga y pueden probar otras carreras que aunque ahora no sean su primera opción con los años les pueden acabar gustando mucho. Y, si en algún momento piensan que tienen muy claro que quieren hacer aquella carrera en la que por nota no pudieron entrar, que no se desanimen porque tienen tiempo por delante y siempre tendrán opciones para encontrar otro camino para llegar a su objetivo". "A los 18 años tienes que decidir lo que quieres hacer el resto de tu vida y, a veces, te dejas llevar por opiniones de otras personas y no sabes realmente lo que te gusta. Por tanto, unos años arriba o abajo no son tan determinantes, lo importante es que acabes haciendo lo que te gusta", concluye.

Suscríbete para seguir leyendo