El Consell prorroga la gratuidad del metro, TRAM y buses interurbanos para jóvenes hasta final de año

El consejo de administración de FGV acuerda tramitar el decreto ley para dar continuidad a las ventajas

Carlos Mazón, junto a la consellera Salomé Pradas, hoy.

Carlos Mazón, junto a la consellera Salomé Pradas, hoy. / Levante-EMV

J. Vives

El president de la Generalitat, Carlos Mazón, ha anunciado “la prórroga del descuento del 50 % en los bonos, abonos y títulos multiviaje en el transporte público de la Generalitat y la gratuidad para los menores de 31 años”, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Así lo ha avanzado el jefe del Consell tras la reunión del consejo de administración de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana donde se ha acordado la tramitación por el pleno del Consell del decreto ley que dará continuidad a la prórroga de esta medida que incluye el TRAM de Castelló, Metrobús, Metrovalencia, TRAM d'Alacant y autobuses interurbanos de la Generalitat.

El president ha asegurado que el objetivo del Consell es “ofrecer un transporte público de calidad, accesible a todas las familias y universal”, al tiempo que se “impulsa la movilidad sostenible”. Además, de estas medidas que se prolongarán hasta finalizar el año, la Generalitat ha congelado las tarifas de transporte público para 2024.

Tras conocerse esa noticia, la diputada de Compromís en les Corts, Maria Josep Calabuig, ha lamentado que “Mazón evita mover ficha y espera hasta el último momento por si puede evitar hacer una inversión absolutamente necesaria. Va a rebufo y solo reacciona cuando suenan las campanas de Madrid al respeto”. Además, la diputada de Compromís ha hecho pública “la profunda preocupación sobre que que el gobierno de PP y Vox hayan hecho un primer amago de privatización de la gestión del transporte público”.

"La privatización del transporte"

En palabras de Maria Josep Calabuig, “es marca PP intentar privatizarlo todo y después ya sabemos el que pasa: pufos y corrupción. Un ejemplo fueron las ITV. Para evitar esas tentaciones y para asegurar un servicio de transporte público digno, lo que hace falta es impulsar seriamente una Ley de Transporte Público que, entre otros, mejore la gestión pública y evite mangarrufas”.