De Sempere a València: lo que recibirán los 266 municipios del Fondo de Cooperación

La Diputación se desmarca del Consell y lanza el nuevo Fondo de Cooperación de 60 millones con los mismos criterios que el anterior gobierno para evitar beneficiar a las grandes ciudades

La capital es la que más recibe, pero los pueblos más pequeños ingresan mayor financiación per cápita

Natàlia Enguix, Vicent Mompó y Laura Sáez, este lunes en la diputación.

Natàlia Enguix, Vicent Mompó y Laura Sáez, este lunes en la diputación. / Loyola Pérez de Villegas

José Luis García Nieves

José Luis García Nieves

Tras meses de espera, la Diputación de Valencia aprobará hoy los criterios de reparto del Fondo de Cooperación Municipal para empezar a liberar este mismo mes 44 millones en dirección a los ayuntamientos. 44 de los 60 millones previstos para este año, una inyección de liquidez muy esperada por los alcaldes, tras medio año sin noticias de este fondo.

La Diputación ha decidido mover ficha sin esperar a que Presidència de la Generalitat establezca los nuevos criterios de reparto de este fondo, tras las sentencias que, en los últimos meses, obligan a modificar la distribución para ajustarse al modelo de reparto estatal, un modelo que inevitablemente beneficiará a los grandes municipios, tal como contaba Levante-EMV el domingo.

Así, el equipo de gobierno de PP y Ens Uneix repartirá el dinero siguiendo los criterios que la diputación aplicaba la anterior legislatura. Se han creado dos tramos. Uno para las cinco ciudades de más de 50.000 habitantes: Valencia, Torrent, Gandia, Sagunt y Paterna, que solo recibirán 4 millones de euros en total. Un fijo de 400.000 euros cada uno y el resto aplicando el peso poblacional. En la diputación no se quiere sobrefinanciar a ciudades que ya tienen recursos, y que en algunos casos, hacen bandera de la bajada de impuestos, como Valencia o Torrent.

A menos población, más ingresos

El grueso del fondo, 40 millones, se lo llevan las ciudades de menos de 50.000 habitantes: un fijo para todas en función de su tramo de población, y el resto aplicando coeficientes correctores de modo que, a más pequeño el municipio, mayor cantidad. A modo de ejemplo, Sempere, el pueblo más pequeño, va a recibir 1.647 euros por habitante; mientras que en la capital, serán 2,29 euros por habitante.

En estos dos enlaces puede verse en detalle el importe que van a recibir, tanto las grandes ciudades valencianas como el conjunto de los municipios de menos de 50.000 habitantes.

Reparto para los municipios de menos de 50.000 habitantes

Reparto para los municipios de menos de 50.000 habitantes

Así lo explicaron ayer el presidente Vicent Mompó, la vicepresidenta primera Natàlia Enguix y la diputada de Hacienda, Laura Sáez. La convocatoria ya daba cuenta de la importancia que el equipo de gobierno (incluido Ens Uneix, aunque este fondo no es de su estricta competencia) concede a un tema que ha generado inquietud, por el retraso en poder liberar el dinero y las tensiones económicas que estaba generando en muchos ayuntamientos.

Reparto para las ciudades de más de 50.000 habitantes

Reparto para las ciudades de más de 50.000 habitantes

Batalla política con el Botànic

Este Fondo de Cooperación Municipal, impulsado por el anterior Consell, se ha visto rodeado por la polémica. El Botànic lo aprobó en 2017 para garantizar la autonomía municipal: un dinero sin condiciones para lo que cada municipio decidiera. Se diseñó como un ‘fondo espejo’: la Generalitat fijaba una cantidad a repartir en cada provincia y las diputaciones debían complementarlo aportando, al menos, la misma cantidad. Sin embargo, ese fondo terminó encallado por la guerra judicial. La Diputación de Alicante, entonces con Carlos Mazón de presidente, plantó batalla judicial contra este instrumento de financiación local. El hoy jefe del Consell argumentaba que se vulneraba la autonomía financiera de las diputaciones para decidir en qué y cómo se destinaban sus recursos.

Ahora, los tribunales (el Constitucional y el TSJ valenciano) han sentenciado que el fondo es legal, pero no así los criterios de reparto que aplicaba el Botànic. Y eso ha creado un problema. El nuevo Consell debe rehacer los criterios y ajustarse a la distribución que hace el Estado en el mecanismo de participación en los tributos del Estado (PIE), de manera que las grandes ciudades se verán más beneficiadas.

Todo esto ha provocado que, desde que comenzó este 2024, no se supiera qué iba a ocurrir con el reparto. La Diputación de Valencia, que había presupuestado 40 millones, y luego lo amplió a 60, estaba esperando la resolución del conflicto y, en las últimas semanas, los nuevos criterios de la Generalitat, que aún no están claros. Finalmente ha decidido repartir el dinero por su cuenta.

Mompó: "Una herramienta muy útil"

«Hemos esperado por prudencia, al haber dos recursos pendientes contra el anterior Fondo, pero siempre hemos dicho que es una herramienta muy útil para los municipios y que seguiríamos apostando por ella, y es momento de demostrarlo», dijo Mompó. La vía de escape que tiene la diputación para aplicar sus propios criterios es que la Generalitat, ya con Mazón, eliminó la obligatoriedad para las diputaciones de sumarse al fondo autonómico. Ahora es voluntario. Además, los criterios que las sentencias marcan para el Consell no obligan a las diputaciones. 

Por su parte, la vicepresidenta Enguix considera que la fórmula de reparto de la Diputación “es la más justa y equitativa”, si bien propone ir más allá en la discriminación positiva hacia los ayuntamientos con menos recursos y “estudiar la posibilidad de no contemplar en próximas entregas del Fondo de Cooperación a los cinco grandes municipios de la provincia, que se llevan un 10% del total de los recursos y disponen de otras líneas de inversión para sus proyectos”.

Bielsa: ampliación a 80 millones

Por su parte, El portavoz del PSPV, Carlos Fernández Bielsa, celebró el desbloqueo del Fondo de Cooperación Municipal, aunque criticó los seis meses de tardanza, "que han generado graves problemas en las finanzas de muchos ayuntamientos para acabar, pasada la mitad del año, transfiriendo un dinero con los mismos criterios que se aplicaban la pasada legislatura". Bielsa reclama que se amplíen hasta los 80 millones las transferencias a los ayuntamientos como se hizo el año pasado.

Suscríbete para seguir leyendo