La Generalitat inicia la elaboración del presupuesto de 2025 pendiente de las reglas fiscales

La Conselleria de Hacienda emite la orden con las normas y criterios bajo los que diseñar las cuentas del próximo ejercicio

Señala el contexto de "incertidumbre" por el regreso de las normas de estabilidad, la falta de presupuestos del Estado y la infrafinanciación

El equipo de la Conselleria de Hacienda acude a presentar los Presupuestos de 2024.

El equipo de la Conselleria de Hacienda acude a presentar los Presupuestos de 2024. / Fernando Bustamante

La Conselleria de Hacienda ha dictado las normas para la elaboración de los Presupuestos de la Generalitat de 2025 que ordenan los criterios generales, el proceso de elaboración y tramitación, en un contexto de reactivación de las reglas fiscales y en una situación de "incertidumbre" para una diseñar "una política coherente", según expone el gobierno valenciano.

Esas normas, que se publican este miércoles en la Orden 13/2024 de 17 de junio de la Conselleria de Hacienda en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV), comprenden los presupuestos del sector público administrativo, del sector público empresarial y fundacional y de los fondos. Este año la activación del proceso llega casi tres meses antes que el año pasado (cuando por el cambio de Consell se produjo el 19 de septiembre) y con casi 40 días de anticipo respecto al último ejercicio del Botànic.

En esta orden se señala que en 2025 se reactivarán, tras tres años de suspensión, las reglas fiscales, con un nuevo modelo que se basa "en la planificación a medio plazo y el control del gasto primario", pero advierte de que a fecha de hoy no se conoce la transposición al ámbito interno del modelo, y en consecuencia, cómo se adaptará a la especial estructura político-administrativa del país.

Ni presupuestos, ni reforma, ni nivelación

Esta circunstancia, unida a la situación de prórroga presupuestaria del Gobierno de España, generan "una situación de incertidumbre sobre toda una serie de elementos fundamentales para poder diseñar una política presupuestaria coherente", según recoge el texto. Cabe destacar que esa ausencia de cuentas estatales ha propiciado, entre otras cosas, que Moncloa no actualice las entregas a cuenta a transferir a la C. Valenciana, que ingresa 90 millones menos al mes que los prometidos. Eso sí, a cambio la Generalitat ha recibido ya anticipos por valor de 3.600 millones del Gobierno para paliar los problemas de tesorería.

Un ejercicio más, añade el preámbulo de la orden, el Gobierno de España no incluye en la agenda política para el próximo año "la necesaria reforma" del modelo de financiación autonómica ni, en su caso, la implantación de un fondo de nivelación transitorio que palíe "las injusticias" del modelo actual para muchas comunidades, incluida la valenciana.

Con este escenario, el documento subraya como "finalidad última" de los presupuestos "no solo garantizar la prestación de servicios públicos fundamentales" sino "asegurar una eficiente gestión de los recursos públicos" y que "sirvan de impulso para la reactivación de la economía y la generación de confianza, con medidas fiscales y de apoyo a la consecución de nuevas inversiones".

Suscríbete para seguir leyendo