Más de la mitad de los menores que piden ayuda denuncian violencia

La conselleria recuerda que el teléfono 116111 es para atender cuestiones de Infancia y Adolescencia, es gratuito y no deja rastro

El informe de la Fundación ANAR afirma que 2.855 niños, niñas y adolescentes valencianos fueron atendidos en 2023 tras 19.602 peticiones de ayuda donde el 53% fueron por situaciones relacionadas con la violencia

Imagen de recurso de maltrato infantil.

Imagen de recurso de maltrato infantil. / Levante-EMV

Mónica Ros

Mónica Ros

Maltrato en casa, acoso escolar, agresión entre iguales, delitos sexuales, ciberacoso, amenazas... Más de la mitad de las personas que han llamado al teléfono de atención a la Infancia y Adolescencia de la Generalitat Valenciana (el 116111, que gestiona la Fundación ANAR) lo han hecho ante un motivo relacionado con la violencia. Así ha sido en el 53% de los casos en el que han llamado los propios menores y en el 64,3% de las llamadas realizadas por adultos. Así consta en el informe de la Fundación ANAR que se presentó ayer y que recoge información sobre las distintas líneas de ayuda de una entidad centrada en ayudar a los más pequeños. Los datpos reflejan que la entidada prestó apoyo a 2.855 menores valencianos tras 19.602 peticiones de ayuda.

La vicepresidenta segunda y consellera de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda, Susana Camarero, destacó ayer la importancia de difundir y promover las líneas telefónicas que son tres: el 116111 (telefóno de atención a la infancia de la Generalitat Valenciana); el 900 20 20 10, como el teléfono de ANAR para el mismo fin y el 600 50 51 52 como la línea habilitada para los centros escolares.

La violencia ha sido la principal causa de consulta telefónica, con un 53,2 %, donde destaca el maltrato físico (15,6 %), seguido del maltrato psicológico, el acoso escolar o ciberbullying, las agresiones sexuales y la violencia de género. Con respecto a las llamadas de niños, niñas y adolescentes sobre salud mental, los problemas psicológicos representan un 26,4 % de llamadas. Entre ellos, priman sustancialmente las ideaciones o los intentos de suicidio, con un 13,9 %, además de la tristeza/duelo/depresión, la ansiedad, las autolesiones y los trastornos de alimentación.

En el caso de los adultos, sus llamadas también han estado principalmente motivadas por situaciones de violencia, en un 64,3 % de las peticiones de ayuda. En este apartado, cabe subrayar el abandono o negligencia como el primer factor, respondiendo a un 14,3 % de los casos, aunque le siguen de cerca el maltrato físico, el maltrato psicológico y las agresiones sexuales. 

Las personas adultas también han llamado, en un 16 % de los casos por temas relacionados con la salud mental de los menores de edad, que incluyen problemas psicológicos, problemas de conducta, problemas jurídicos, problemas en el colegio y asuntos de separación/custodia/régimen de visitas.

La vicepresidenta Susana Camarero en la presentación del Informe de ANAR.

La vicepresidenta Susana Camarero en la presentación del Informe de ANAR. / Levante-EMV

Gravedad y urgencia: muy altas

Otro aspecto que cabe destacar es la elevada gravedad detectada en las llamadas recibidas desde la Comunitat Valenciana en 2023 por las Líneas de Ayuda ANAR.  Un 73,4 % de las llamadas realizadas por niños, niñas y adolescentes y el 75,1 % de las realizadas por personas adultas del entorno han plasmado un nivel de gravedad alto. Son cifras que están en la línea de la media del país (74,4 %). 

La urgencia de las llamadas también fue alta, tanto en el 65,5 % de las realizadas por menores de edad, como en el 66,2 % de las consultas telefónicas llevadas a cabo por adultos. Son datos que están ligeramente por encima de la media nacional (64,7 %). 

En cuanto a la duración de las llamadas, más de la mitad superó los 40 minutos y un 26,8 % (en el caso de menores de edad) y un 28,1 % (en el de los adultos) sobrepasó la hora.

Estos elevados parámetros han conducido a que, en la Comunitat Valenciana, casi siete de cada diez llamadas recibidas (68,4 %) hayan requerido orientación Psicológica, Jurídica y Social, las más compleja que Fundación ANAR puede ofrecer. 

Estas orientaciones se han traducido en 8.122 derivaciones realizadas a organismos jurídicos y sociales. Asimismo, los departamentos jurídico y social tuvieron que realizar 773 intervenciones, que se dan en aquellos casos en los que el riesgo para la persona menor de edad es extremo.

Perfil de los niños, niñas y adolescentes

Con relación al perfil de los niños, niñas y adolescentes que realizaron consultas en la Comunitat Valenciana el pasado año, el 89,3 % de las llamadas fueron llevadas a cabo por menores de edad entre los 12 y los 17 años, siendo el grupo de entre 14 y 15 años el más numeroso (35 %). 

La edad infantil, que comprende de los 0 a los 7 años, representa el 32,2 % de las consultas realizadas por adultos. Respecto al género, en las consultas realizadas por niñas, niños y adolescentes, el 68,5 % fueron mujeres menores de edad, y en las consultas realizadas por adultos son también superiores las relacionadas con mujeres, aunque se igualan más los porcentajes, con un 54,9 % y 45,1 % respectivamente.

En su intervención, Camarero subrayó que los datos del informe presentado muestran "una problemática que nos preocupa y nos ocupa como es la violencia contra la infancia y la salud mental de la infancia y la adolescencia". Y para combatir este aspecto, remarcó la importancia que tiene difundir las líneas de ayuda porque "son recurso esencial para la prevención y detección precoz de situaciones de violencia". 

Suscríbete para seguir leyendo