Sanidad

"Me sentí médico de verdad en mi primera guardia en Urgencias"

El Consejo de Ministros aprobó esta semana la nueva especialidad MIR en Medicina de Urgencias y Emergencias

El sector aplaude la medida por dotar de "competencias" propias a los facultativos y equipararse a la mayoría de países de la UE

José Lull y Luis Pineda, médicos especializados en Urgencias.

José Lull y Luis Pineda, médicos especializados en Urgencias. / L-EMV

Lluís Pérez

Lluís Pérez

La elección de la especialidad médica es un momento determinante en el desarrollo de la carrera profesional de los médicos. Tras el MIR, los futuros residentes pueden elegir hasta 46 especialidades diferentes; más bien podían porque el Consejo de Ministros aprobó el martes la creación de la nueva disciplina de Medicina de Urgencias y Emergencias. Hasta ahora, las plazas en Urgencias las ocupaban facultativos de diferentes disciplinas, principalmente de Medicina Familiar y Comunitaria, pero en breve -el Ministerio no ha especificado cuándo- tendrán una formación y título específicos; bien por cursar la residencia con dos primeros años comunes con Familia, bien por cumplir los requisitos establecidos en el decreto para la obtención de la especialidad de los facultativos ya en ejercicio.

La noticia ha sido aplaudida tanto por los colegios profesionales como por los representantes sociales. Para el Colegio de Médicos de Valencia, supone conseguir "una reivindicación histórica" que sitúa a la sanidad española al "mismo nivel del resto de países europeos". Es una especialidad habitual en la Unión Europea; España era uno de los tres países sin ella. Por su parte, CESM celebra la existencia de "una formación reglada" que "mejorará las competencias y conocimientos", mientras que CCOO aplaude la regulación de un "acceso extraordinario" para los médicos actuales, aunque critica la inexistencia de esta disciplina en Enfermería. Pero, ¿qué piensan los médicos? ¿Alguno se quedó con las ganas de haber hecho la residencia de Medicina de Urgencias?

Convalidar la residencia

El Ministerio de Sanidad ha creado vías para convalidar la especialidad. Puede ser de forma directa, si se acredita la prestación del servicio durante cuatro de los últimos siete años. La segunda forma es a través de una prueba médica a la que Luis, que no cumple los requisitos, piensa presentarse «sin dudarlo».

Conexión con las Urgencias

"Hubiera elegido la especialidad sin lugar a dudas". Quien habla es Luis Pineda, médico de Urgencias en el hospital La Fe de València. Lo suyo con la especialidad fue un flechazo "desde la primera guardia". ¿Por qué ese amor instantáneo? "La primera vez que te sientes médico es en Urgencias, el conocimiento hospitalario empieza por ahí", responde. Reconoce que su personalidad coincide con el perfil propio de esta especialidad, marcada por una alta carga de trabajo, rapidez a la hora de tomar decisiones y ritmo frenético. En su hospital, pueden llegar a atender a 1.200 pacientes en solo un fin de semana.

Acceso al servicio de Urgencias del hospital de Gandia.

Acceso al servicio de Urgencias del hospital de Gandia. / Ximo Ferri

Según Pineda, estos requisitos necesitan "un entrenamiento y formación específicos", que podrán trabajarse en la futura residencia. No solo la intensidad la caracteriza, también su diversificación. "Antes el trabajo se centraba más en la derivación a otros especialistas-, explica-, pero, ahora, somos intervencionistas: utilizamos métodos de diagnóstico especializados, vemos pacientes con diagnósticos complejos e, incluso, tratamos con pacientes con ventilación mecánica no asistida". Su papel es más determinante en los hospitales comarcales o periféricos porque "les toca hacer de todo".

"Somos los soldados de infantería de la sanidad", añade José Lull, médico en el hospital de Gandia. Comparte la vocación por las Urgencias con Luis porque "me hice médico para salvar vidas"; allí ha trabajado siete años en la última década. Confiesa que la especialidad "es muy bonita" por varios motivos. El primero es por el contacto con el resto de especialidades y el segundo es por la "satisfacción inmediata" de algunos procedimientos, como la reanimación de un paciente.

¿Riesgo de vacantes?

Una vez aprobada la especialidad, faltará ver cuál es la demanda entre las nuevas hornadas de MIR y si habrá una analogía con la de Medicina Familiar; en la última edición, hubo 246 vacantes, aunque ninguna en la Comunitat Valenciana. Sin embargo, la carga laboral y los intempestivos horarios pueden causar rechazo entre las nuevas generaciones. "Su calidad de vida es más importante, reconoce Luis- y son una generación con menos tolerancia al trabajo duro y la frustración; es parte de la evolución de la sociedad". Por eso, no cree que ningún "número 1 del MIR elija Urgencias".

En este sentido, Lull piensa que la especialidad debería vivir una remodelación de horarios para "buscar la conciliación entre el trabajo y la vida laboral" porque "a veces te da la sensación de que no sales del hospital".

Suscríbete para seguir leyendo