Lgtbifobia

"El obispo y el arzobispo sabían de las terapias de conversión desde hace meses"

Un testigo de las terapias en el centro Mater Misericordiae asegura que una víctima comunicó los hechos al arzobispado hace solo unos meses, pese a que la diócesis dice que "no tiene quejas"

El Arzobispado de València, en una imagen de archivo.

El Arzobispado de València, en una imagen de archivo. / MIGUEL ANGEL MONTESINOS

Gonzalo Sánchez

Gonzalo Sánchez

"El obispo y el arzobispo son conocedores de las terapias de conversión en el Mater Misericordiae desde hace meses". Es el testimonio de un testigo de las terapias de este centro ubicado en València, que ha hablado para Levante-EMV y asegura que este mismo año una víctima puso estos hechos en conocimiento del arzobispo personalmente. El arzobispado lanzó ayer un comunicado en el que decía que "no tenía ninguna queja" relativa a este centro.

Pese a todo, sí que dijo que abriría una investigación sobre los hechos denunciados, en concreto que el docente investigado por someter a terapias de conversión a cinco de sus alumnos dirige este Centro de Orientación Familiar (COF) diocesano ubicado en València, y cuyo consejero es Juan Andrés Talens, director del Secretariado para la Defensa de la Vida del Arzobispado. Preguntado sobre este nuevo testimonio, el arzobispado se abstuvo de hacer declaraciones".

En total han pasado por este centro 350 personas durante 10 años. El docente trataba de convencer a los estudiantes que captaba de que visitaran este centro en València. La entidad se define como "un hospital de campaña que acoge y acompaña los sufrimientos de muchas personas". El centro tiene un equipo de 15 profesionales (todos ellos voluntarios).

Fachada del centro Madre Josefa Campos de Alaquàs, esta semana.

Fachada del centro Madre Josefa Campos de Alaquàs, esta semana. / GERMÁN CABALLERO

El profesor denunciado promociona el itinerario de una agrupación de fe vinculada a la Iglesia católica (aunque no reconocida oficialmente) llamada “Es Posible la Esperanza” (EPE). Esta organización predica abiertamente con las terapias de reconversión y afirma que se puede “curar la homosexualidad” según denuncia el abogado Saúl Castro, autor del libro “Ni enfermos ni pecadores: la violencia silenciada de las terapias de conversión en España”. 

Terapias ilegales

Las terapias de conversión sexual son ilegales en la Comunitat Valenciana desde el año 2018 y la ley recoge multas de 60.001 hasta 120.000 euros, contemplando además sanciones accesorias como la prohibición de acceder a cualquier tipo de ayuda pública de la Generalitat por un periodo de tres a cinco años, la inhabilitación temporal de la persona o incluso el cierre o suspensión temporal del servicio o instalación hasta cinco años. El propio arzobispo Benavent así lo recordó nada más llegar a la diócesis, para controlar que este tipo de prácticas no se repitieran en sus centros, sin embargo, parece que así ha sucedido en uno de ellos.

Los Centros de Orientación Familiar diocesanos son organismos ligados a las archidiócesis, pero que tienen independencia a la hora de actuar. En la C.Valenciana hay decenas de estos centros repartidos por todo el territorio, normalmente regentados por seglares, como F.M.

Centro Madre Josefa Campos, en Alaquàs, esta semana.

Centro Madre Josefa Campos, en Alaquàs, esta semana. / Germán Caballero

Los homosexuales visibles

Entre las ideas del docente, que se pueden ver en varias charlas colgadas en Youtube, destacan que "a la edad de 11 años los niños que viven una situación muy fuerte son condicionados de por vida". Por eso elige esta edad para las terapias, en primero de la ESO.

El docente se encarga de utilizar una línea de tiempo que representa la vida de una persona para explicar sus terapias. Mismo material que usó con los jóvenes en el centro escolar cuando los sacaba fuera de clase, generalmente durante sus tutorías.

F.M explica incluso cómo se encarga de "categorizar a los estudiantes" antes de comenzar el curso entre los que tenían "más posibilidad de ser homosexuales visibles", para comunicar a los alumnos heterosexuales que "también se estaban descarrilando" que "evitaran juntarse con ellos". "El resto de la clase terminaba huyendo de nosotros y echándonos de los grupos de Whatsapp", cuentan las víctimas.

Las personas que deseen ofrecer testimonios, datos o cualquier información relacionada con este tema pueden escribir a este periódico dirigiéndose al siguiente correo electrónico: gsanchez@levante-emv.com