Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuentas

San Antonio de Benagéber tiene las cuentas prorrogadas desde hace 5 años

El alcalde dice que el proceso de liquidación de una frima municipal impide aprobar un nuevo presupuesto

San Antonio de Benagéber tiene las cuentas prorrogadas desde hace 5 años

San Antonio de Benagéber tiene las cuentas prorrogadas desde hace 5 años

San Antonio de Benagéber lleva 6 años sin poder aprobar presupuestos, y por tanto, funciona con las cuentas prorrogadas desde el ejercicio de 2013 y hasta el actual, en 2018. El alcalde Enrique Santafosta, de la formación independiente Aisab, recuerda que en 2013 y 2014 «gobernaba el PP con mayoría absoluta, y el anterior alcalde tampoco pudo aprobar los presupuestos». El motivo, de no poder hacerlo desde 2015, según argumenta Santafosta, es «la herencia recibida del PP». Más concretamente que el proceso de liquidación de una empresa municipal, -que desarrollaba tareas como limpieza, mantenimiento u obras-, impide sacar adelante las cuentas. «La interventora nos informa, y así lo ha dicho en el pleno en varias ocasiones, que hasta que no se dé por liquidada la empresa, no se puede aprobar el presupuesto», subraya el alcalde.

El problema, como indica Ramón Orozco, líder del principal partido en la oposición,Plataforma GuanyemSAB Compromís es que en estos años «la realidad de nuestro pueblo ha cambiado mucho, hemos pasado de más de 5.o00 habitantes a más de 9.000,tenemos más población y se plantean nuevas necesidades que el consistorio no puede atender porque el prepuesto está anticuado». El alcalde, su grupo y la concejala del PSPV que le apoyan funcionan «con parches y con modificaciones de crédito: ya han realizado más de un centenar para acometer la gestión del día», dice Orozco. «Hemos consultado con otros expertos y nos dicen que es posible aprobar un presupuesto municipal sin esperar a que concluya la liquidación de la sociedad pública: una cosa no imposibilita la otra», comenta.

Por su parte, Santafosta coincide con Orozco en que no poder aprobar el presupuesto lastra el crecimiento del pueblo. «Pero ello no es óbice para que no hayamos hecho una buena gestión económica que nos ha permitido reducir el déficit en cerca de 6 millones de euros con el consiguiente ahorro para diversas partidas municipales como acredita que en 2017 tuvimos un superávit de 2,7 millones». Por último, la fragmentación de los grupos que componen la corporación, y el hecho de estar en minoría Aisab y PSPV, más la moción de censura frustrada, no ha hecho sino enturbiar más la política municipal.

Compartir el artículo

stats