13 de mayo de 2019
13.05.2019

El PP de Riba-roja denuncia al alcalde por irregularidades en la adjudicación de un contrato

Los socialistas aseguran que el proceso contó con el aval de Secretaría e Intervención

13.05.2019 | 19:44

El PP de Riba-roja ha denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción al alcalde de la localidad, Robert Raga (PSPV), por un presunto delito de prevaricación, falsedad documental, negociaciones prohibidas y malversación de fondos públicos al entender que otorgó un contrato municipal a un "amigo íntimo suyo" de forma fraudulenta. Según sostienen los populares, se habría realizado un procedimiento de contratación simulado para favorecer al ganador final de la adjudicación.

La denuncia del PP mantiene que Raga habría convencido a "dos empresas amigas" para que presentasen su propuesta económica superior a la que resultara beneficiada "para cumplir con la formalidad y pasar los filtros de la auditoría del ayuntamiento".

La adjudicación objeto de la polémica es un contrato para la creación de una web municipal de deportes por la que se pagó 10.895 euros. Los populares critican que el ayuntamiento solicitó una oferta a tres empresas: una hostelera, otra que se encontraba en concurso de acreedores y, por último, la vencedora, la cual vinculan a un miembro de la ejecutiva del PSOE en el municipio.

Asimismo, los populares extienden su demanda contra los portavoces de Compromís y EU, al compartir éstos equipo de gobierno con Raga.

El PSOE niega las irregularidades

Por su parte, el PSOE ha salido al paso de esta denuncia mediante un comunicado en el que asegura que los populares han confundido el nombre de la empresa a la que se adjudicó el contrato público y que ésta no tiene "ningún tipo de relación" con ningún miembro de la ejecutiva socialista en el municipio.

Asimismo, los socialistas insisten en que el proceso administrativo "se realizó de acuerdo a la legalidad vigente en todo momento" y que éste contó con el visto bueno de los departamentos de Secretaría e Intervención del consistorio.

"Se trata de un contrato menor en el que solo se exige la aprobación del gasto y la incorporación al mismo de la factura correspondiente, ni se exige tres presupuestos ni tampoco que se compruebe los requisitos de capacidad y solvencia de la empresa", matizan. "Sin embargo, el expediente de contratación incorpora más requisitos de los exigibles como tres presupuestos, memorias de actuaciones en las que se describe las tareas a realizar y una propuesta el área en la que se propone la empresa más barata", añaden.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook