02 de julio de 2019
02.07.2019

Los ayuntamientos del Camp de Túria reducen su deuda viva en 6,5 millones

San Antonio de Benagéber, la Pobla y Benaguasil son los que más aminoraron su cantidad adeudada en 2018

01.07.2019 | 23:05

Los 16 ayuntamientos que conforman el Camp de Túria redujeron su deuda viva durante el año 2018 –aquella que mantienen con cajas y bancos– hasta 6,5 millones de euros en su conjunto. En total han pasado de deber 27,3 millones a 20,8, según reflejan los datos publicados por el Ministerio de Hacienda.

Entre los consistorios que consiguieron disminuir más su deuda viva dentro de la comarca se encuentran los de San Antonio de Benagéber, la Pobla de Vallbona y Benaguasil. En concreto, el Ayuntamiento de San Antonio de Benagéber logró reducir la cifra en 2 millones (de 3,8 a 1,8 que marcaba a fecha de 31 de diciembre de 2018); el de la Pobla de Vallbona en 1,2 millones (de 3,2 a 2 millones); y el de Benaguasil en 1,1 millones (de 3,5 a 2,4). También lograron bajar de forma considerable la cantidad adeudada Olocau– de 700.000 euros a 136.000–, Serra –de 2,2 millones a 1,7– y Loriguilla –de 2,6 millones a 2,3–.

Mención aparte recibe el Ayuntamiento de Nàquera, que logró colocarse a deuda cero tras quitarse los 750.000 euros que adeudaba al finalizar el año 2017. Así, el consistorio naquerano se sumó al de Bétera como los dos únicos con su deuda viva a cero en la comarca. Cerca de ese logro también se quedaron Riba-roja de Túria –con 12.000 euros–, Gátova –26.000–, Vilamarxant –59.000– y Marines –78.000–.

400.000 euros más en Llíria

Sólo dos pueblos del Camp de Túria registraron en 2018 un incremento de su deuda viva: Llíria y l'Eliana. Si bien en el caso del consistorio elianero la cifra apenas ascendió 46.000 euros para situarse en 156.000, el crecimiento de la deuda en Llíria fue de hasta 400.000 euros para alcanzar los 5,7 millones, que suponen casi una cuarta parte de la deuda viva de toda la comarca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook