06 de noviembre de 2019
06.11.2019
Memoria histórica

La creación de un partido que le costó la muerte

Las nietas de un fusilado encuentran las actas de nacimiento del PSPV de Riba-roja en marzo de 1936 y que su abuelo contribuyó a fundar

05.11.2019 | 21:36
La creación de un partido que le costó la muerte

El PSPV-PSOE de Riba-roja de Túria ha hallado un documento histórico que ha permitido revelar el origen y la fundación de la agrupación local gracias a las gestiones realizadas en los últimos meses por los familiares de uno de los militantes que la constituyeron. De esta forma, la agrupación quedó constituida legalmente el 1 de marzo de 1936, a escasos meses de estallar la guerra civil española. La actual agrupación socialista de Riba-roja está preparando los actos oficiales para conmemorar el 85 aniversario de la constitución legal que se cumplirá en el año 2021, con diversos eventos y celebraciones por los hombres y las mujeres que ayudar a la fundación de la agrupación socialista de esta localidad en uno de los períodos más convulsos de la historia española.

Los papeles recuperados por las nietas de José Navarro –uno de los fundadores- a través de la Fundación Pablo Iglesias tienen una indudable importancia histórica ya que ayudan a averiguar algunas cuestiones de índole interna de la agrupación socialista de Riba-roja de Túria, como el nombre de todos los miembros de la comisión ejecutiva que la fundaron, los objetivos políticos de sus militantes en la víspera de la guerra civil o la aprobación del reglamento de organización.

La comisión ejecutiva local de Riba-roja quedó constituida en 1936 por Antonio Miguel Enguídanos como presidente; vicepresidente era Ángel Policarpo; como secretario de la agrupación fue elegido Nicolás Álvarez Lluch; como vicesecretario José Coll Pedros; el tesorero era José Navarro; el contador, Balbisso Navarro; como bibliotecario fue elegido Lucio Soriano; y, por último, los vocales Luis Canto, Francisco Alanz, Juan Bodí y Miguel Martí. Dos todos ellos, Nicolás Álvarez y José Navarro fueron asesinados tras la guerra civil, al inicio de la dictadura, en septiembre y noviembre de 1939, respectivamente.

La documentación certifica que cada afiliado de la agrupación debía satisfacer una cuota de 0'50 pesetas de la época que les daba derecho a la militancia, aunque estaban exentos del pago los enfermos, los parados y los ausentes durante más de tres meses. Una carta remitida por la comisión ejecutiva local a sus homólogos de Madrid para su legalización definitiva constata que a día 26 de junio de 1936 existían 20 afiliados en la agrupación. La sede quedó fijada a todos los efectos legales en la calle República, número 26 de Riba-roja y luego en la calle Francisco Largo Caballero, número 2.

En el inicio de la guerra civil

El reglamento fundador de la agrupación de Riba-roja subraya como misión principal «inculcar a sus socios las ideas socialistas, recomendar a sus afiliados la celebración de actos civiles, laborar por que sus afiliados actúen disciplinariamente dentro de sus sociedades, acrecentar los lectores de la prensa socialista y contribuir a la creación de escuelas laicas y cooperativas», entre otros.

El secretario general del PSPV de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha afirmado que este hallazgo «es muy importante para conocer con mayor profundidad y detalle algunos de los aspectos desconocidos hasta ahora sobre el funcionamiento de nuestro partido político en un periodo convulso que precedió al inicio de la guerra civil española; la insistencia y constancia de los familiares de algunas de las personas que formaban parte de la comisión ejecutiva ha sido clave para dar obtener este documento histórico».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook