El Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona hace un homenaje a la solidaridad ante la primera oleada de la pandemia de la covid-19. En el parque municipal se ha descubierto este lunes una escultura para hacer un reconocimiento a la primera reacción de apoyo y colaboración que mostró el vecindario, las asociaciones y las empresas del municipio desde el mes de marzo en que se decretó el Estado de Alarma.

Al acto han sido invitados representantes de las vecinas de la Pobla que cosieron más de 30.000 mascarillas y trajes de protección durante el confinamiento y que permitieron abastecer sectores básicos como el comercio y las empresas que estaban en activo. También colectivos como Cáritas, Cruz Roja y el Banco de Alimentos que estuvieron activos durante toda la primera ondula de la pandemia así como una representación de las empresas locales que dieron material de protección para los servicios básicos y el resto de empresas locales.

El alcalde, Josep Vicent Garcia, ha señalado que con esta escultura se quiere significar tanto la importancia que esta pandemia ha tenido en la sociedad así como un agradecimiento hacia todos aquellos que se volcaron en un primer momento para ayudar los demás. “Creemos que esta muestra de solidaridad colectiva y de trabajar todos juntos que hemos demostrado en este tiempo tiene que tener una escultura que permita que este espíritu perdure en el tiempo”, ha añadido Garcia.

La Pobla de Vallbona recuerda en una escultura de Francisco Crespo la solidaridad de la pandemia

La escultura ha sido un obsequio del artista Francisco Crespo y está formada por dos paneles de aceros, uno de ellos con tres mascarillas perforadas al material que proyectan la sombra sobre el segundo panel. Durado el acto de descubrimiento de la escultura, el Ayuntamiento ha querido agradecer el artista su contribución con esta imagen que “representa un llamamiento a la capacidad de renacer y construir un futuro esperanzador”.