Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enfrentamiento en Olocau por cuatro alumnos que asisten a clase sin mascarilla

Sus familias han aportado certificados médicos que les eximen de llevarlas mientras el centro refuerza el protocolo

Colegio de Olocau.

Colegio de Olocau.

En el Centro Rural Agrupado Alt Carraixet, los ánimos están soliviantados. Desde hace quince días, cuatro familias llevan a sus hijos e hijas al colegio sin mascarilla. Han aportado un certificado médico que les exime de usarlas, ya que los menores tienen obligación de hacerlo al ser mayores de 6 años. La no utilización de la máscara está inquietando al resto de padres y madres, que sospechan de la veracidad de los informes y aseguran que son familias «negacionistas» de la covid-19 y de sus restricciones.

A tal nivel se ha elevado la tensión que ayer por la mañana se produjo un enfrentamiento a costa del uso de la mascarilla. Una madre de tres niñas que asisten a este centro, que prefiere no revelar su nombre, avisó a dos padres que charlaban en la puerta de que no llevaban la mascarilla puesta. Uno de ellos, padre de un menor con el certificado médico expedido, le espetó que le estaba grabando y se produjo un encontronazo entre ambos.

La mujer fue a avisar de lo sucedido a la Policía Local y la Guardia Civil, pero no sirvió de nada. En el caso de la policía, no había servicio ayer por la mañana, por lo que no había agentes disponibles para vigilar la entrada al centro. La Guardia Civil, por su lado, le dijo que lo único que podían hacer era «multar a los infractores de no llevar mascarilla», explicó la madre.

La impotencia para esta madre es total ya que su hija mediana es broncoasmática en un grado extremo, por lo que le preocupa el contagio ya no solo de la covid-19, sino de cualquier enfermedad respiratoria. Sin embargo, como ella, otros padres están preocupados por la deriva de esta situación. Uno de ellos, que tampoco quiere revelar su identidad por temor a represalias, asegura que todos están «con la mosca detrás de la oreja» porque en un colegio donde hay 100 alumnos, todos conocen el estado de salud de los niños y en el caso de los que se han quitado la mascarilla, no hay, a priori, motivo que lo justifique. «Los certificados están firmados por el mismo médico, se han puesto enfermos a la vez. Desde el principio de curso nos decían que lleváramos a los niños sin mascarilla», apunta.

Por eso, en estos momentos se ha puesto el asunto en conocimiento de la Inspección General de Educación de la conselleria además de con la Dirección General de Salud Pública, para que investigue el caso y determine qué se debe hacer. Por ahora, la frustración es total porque como apunta este padre «no puedes ir a un sitio público e imponer tu opinión».

El centro, sin entrar a valorar si son verdaderos o no los certificados médicos, ya ha implementado el protocolo de la resolución del 26 de febrero de 2021, de la conselleria de Sanidad, que establece las medidas para el uso de la mascarilla. En el documento se recoge que «En el caso de que haya alumnado que no pueda usar mascarilla por alguna de las exenciones, se intensificarán el resto de las medidas de prevención, sin que esta situación pueda interferir en su derecho a una educación presencial», apunta.

Dicho y hecho. El centro ubicó a estos cuatro alumnos junto a puertas y ventanas, cerca de la corriente de aire, y se reforzó la distancia de seguridad con ellos para el resto de alumnos. Sin embargo, fuente del centro educativo aseguran que han recibido amenazas por parte de los padres porque sus hijos «están siendo discriminados» por no llevar mascarilla. La conselleria, en declaraciones a este diario, avala la actuación del centro respecto a estos cuatro alumnos «ya que está intensificando las medidas de prevención al ubicar a este alumnado en los lugares con mayor ventilación natural dentro del aula», aseguran fuentes de la conselleria.

Compartir el artículo

stats