Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bétera precinta un circuito de motocross al carecer de permisos

El propietario asegura que el uso es personal y legal

Motoristas en la parcela de entrenamiento de Bétera, en una imagen captada desde el exterior. | LEVANTE-EMV

Motoristas en la parcela de entrenamiento de Bétera, en una imagen captada desde el exterior. | LEVANTE-EMV

El Ayuntamiento de Bétera ordenó ayer el cierre del circuito de entrenamiento de motocross en Bétera al considerar que se trata de un espacio «ilegal» porque no cuenta con los permisos de actividad correspondientes, al hacer uso de un espacio alquilado que no cuenta con la licencia de actividad correspondiente ni un suelo adecuado para desarrollarla. La denuncia de un vecino puso el foco sobre esta parcela de tierra donde se llevan a cabo los entrenamientos de una empresa del sector, ubicada en el polígono l’Horta Vella. Paralelamente, el concejal de Compromís en el ayuntamiento, José Rodado, quien llevó el asunto al pleno al haber visto este espacio, en mitad del campo y entre varias naves, iluminado «como un campo de fútbol». Fue en el pleno del 1 de febrero y preguntó sobre la «situación administrativa» en la que se encontraba la instalación, ya que de noche había gente saltando con las motos. La alcaldesa del PP, Elia Verdevío, reconoció que estaba al tanto de la situación a través de dos vecinos que son propietarios de las parcelas alquiladas por la empresa de Motocross. En ese pleno, Verdevío explicó que había compartido el asunto con la Policía Local para que fueran a ver qué sucedía y si se tenían los permisos porque, además, se estaba utilizando un generador de electricidad y el consumo de agua era «muy superior» al que le correspondía a la empresa, que había comprado una acción a la Comunidad de Regantes para poder tener agua en la pista. Sin embargo, la alcaldesa señaló que era una actividad que se estaba llevando a cabo «clandestinamente».

Ayer, a preguntas de este diario, el consistorio informó que los Servicios Jurídicos habían decretaro el cese de la actividad y se procedió a su notificación, «que se produjo después de varios intentos». La empresa recurrió la orden de cese de actividad y el recurso fue desestimado por el ayuntamiento, por lo que se solicitó a la Policía Local un informe para que confirmara que la actividad había cesado en las pistas. «Al comprobar que no había sido así, hoy [por ayer] se ha acordado el precinto que será notificado en breve», señala el consistorio.

Mientras, el propietario de la empresa de motocross, Miguel Gijón, explicó que los entrenamientos se están llevando a cabo en una parcela de su propiedad donde entrena «con amigos y sus hijos», algo «legal». Debido a la ampliación del circuito que han realizado por el interés que ha suscitado la empresa, «llevamos un año esperando los permisos, la licencia va muy lenta, pero yo pago el alquiler todos los meses de los terrenos que no puedo usar». Además, lamentó que la denuncia del vecino al que le molesta esta actividad sea «interesada» ya que le ofreció comprar su parcela para ampliar sus cultivos.

Gijón reclamó terrenos para entrenar, ya que solo hay un circuito legalizado en Albaida. «El resto, son siempre ilegales», pero recordó que al estar federados, la seguridad está cubiera así como la sanidad en caso de accidente.

Por último le propietario lamentó que la licencia de actividad que está esperando para la ampliación del terreno «no llega», «ahora bien, para echarme de mi terreno, sí».

Compartir el artículo

stats