Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Palacio de Justicia de Llíria estará en 2023 después de 15 años de espera

«Es un sueño hecho realidad», afirma el alcalde Manuel Civera

Una imagen del futuro Palacio de Justicia de Llíria, en la avenida de Bétera, tendrá seis alturas y 11.000 metros cuadrados.  | LEVANTE-EMV

Una imagen del futuro Palacio de Justicia de Llíria, en la avenida de Bétera, tendrá seis alturas y 11.000 metros cuadrados. | LEVANTE-EMV

Llíria contará en 2023 con una infraestructura judicial acorde a lo que representa: el epicentro judicial de tres comarcas, Camp de Túria, de donde es capital, La Serranía y el Rincón de Ademuz. Tras 15 años de reivindicaciones en firme al Consell, ayer, la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, presentó in situ lo que será uno de los proyectos más ambiciosos de la comarca por valor de 17,5 millones de euros.

«Es un sueño hecho realidad», declaró el alcalde de Llíria, Manuel Civera. «Primero, porque los trabajadores se merecen un espacio digno, pero además el diseño que se ha proyectado es muy acogedor, ha sido un impacto más que positivo», señaló. Ayer, Civera acompañó a Bravo en la presentación de este edificio que tendrá seis plantas de altura y dos sótanos. De hecho, se ha tenido que modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Llíria para que pudiera contemplarse un edificio tan alto en el municipio. Contará con 11.000 metros cuadrados en una parcela de la avenida de Bétera, en un terreno municipal que se ha cedido a la Conselleria de Justicia para que pudiera disponer de él.

De esta forma, la nueva sede se ha diseñado para albergar a 600 personas cada día, entre los 100 profesionales que trabajarán allí y las 500 personas usuarias previstas y tendrá un diseño bioclimático por el que los sistemas de iluminación y ventilación estarán digitalizados y velarán por la sostenibilidad.

P. Latorre, G. Bravo, M. Civera, J. Miguel y L. Celda. | LEVANTE-EMV

Bravo explicó que el Palacio de Justicia de Llíria forma parte del Plan de Infraestructuras Judiciales «que propiciará que en este gobierno autonómico podamos sentirnos orgullosos de haber dejado, para quien venga después, unos proyectos que miran al personal que trabaja en la Administración de Justicia y también a la ciudadanía».

La tramitación se realizará por la vía de urgencia según declaró Bravo, «ya que prevemos poder licitar las obras el próximo mes de julio de forma que, tras 24 meses de trabajos, a finales de 2023 esté concluida la nueva sede judicial». Así lo afirmó durante el acto, que se celebró en la sede de la Mancomunidad del Camp de Túria.

Tres juzgados más

Además de los siete juzgados que tiene actualmente este partido judicial, el nuevo edificio contará con sitio para tres juzgados más. En estos momentos, el descontento generalizado que existe entre el personal funcionario reside en que las dependencias se dividen en cuatro espacios distintos: el edificio de los juzgados original, que data de los 80, y tres plantas bajas alquiladas para poder dar servicio, con complejidades como que los archivos están divididos en todos los espacios y no resulta eficiente.

De hecho, Civera lamenta que con esta obra también se cumple con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 16, que vela por promover sociedades justas: «Para garantizar su cumplimiento, se necesitan herramientas, y esta sin lugar a dudas lo es», señaló el primer edil. Además, recordó que este partido judicial es uno de los que más trabajo tiene porque es uno de los que más personas representa. Tanto es así que en la Diputación de València salen dos diputados.

«Vamos a solucionar así un problema enquistado desde 2006, cuando el ayuntamiento cedió a la Generalitat un solar de 2.000 metros cuadrados para construir los nuevos juzgados y no se cumplió», concluyó Bravo.

Compartir el artículo

stats