Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una bolsa de oxígeno para empresas y autónomos de 755.000 euros en Riba-roja de Túria

El consistorio presenta las ayudas que se van a distribuir entre autónomos y personas emprendedoras también para sectores que estaban excluidos

José Ángel Hernández y Robert Raga, esta mañana

José Ángel Hernández y Robert Raga, esta mañana

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, y el concejal de Hacienda, José Ángel Hernández, han comparecido esta mañana para dar cuenta de la batería de ayudas autonómicas y municipales que se van a repartir entre las empresas locales para paliar los estragos económicos que ha causado la pandemia de la covid-19. En total. 755.000 euros a repartir durante 2021 para empresas, trabajadores por cuenta ajena y personas emprendedoras que decidan ahora iniciar un negocio. A esas subvenciones hay que añadir otros 700.000 euros que se repartieron durante el año pasado. 

Ahora, con algunos trámites ya iniciados, comenzarán a repartir las subvenciones. El Plan Resistir I y II ya ha hecho efectivo el reparto de 241.366 euros (que han beneficiado a 97 empresas) de los 615.100 euros de los que está compuesto. De hecho, la segunda convocatoria del plan ha ido destinada a aquellos que quedaron excluidos por no cumplir los requisitos de la primera entrega ya que abre más el abanico de epígrafes y ahora podrán acceder al fondo taxistas, fotógrafos, agencias inmobiliarias y fisioterapeutas. De ese segundo plan, se creará un tercero con el excedente, ya que calculan que no se entregará en su totalidad y se destinará a los sectores más afectados durante la pandemia como son hostelería y comercios, que ya se acogieron a la primera convocatoria que lanzó la Generalitat, ya que de ellos y la diputación nace este fondo de recuperación. 

José Ángel Hernández y Robert Raga, esta mañana en el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria

Sin embargo, tanto Raga como Hernández han querido hacer hincapié en el «esfuerzo» económico municipal que se ha hecho en un año tan duro como el pasado. Por eso, a fin de estimular el tejido empresarial de la pequeña y mediana empresa, se ha implementado Ribactiva, dividido en dos líneas de subvenciones. Por un lado, Avant, y por otro, Empren. 

Ribactiva Avant es la línea de ayudas municipal para todos los autónomos, microempresas y artesanos del comercio minorista afectados por la pandemia. Además, en esta convocatoria local se tienen en cuenta sectores que no fueron incluidos en el Plan Resistir, como podían ser floristerías, viveros, confección, bricolaje o juguetes, entre otros. En total se han contemplado 26 sectores y las ayudas saldrán publicadas en cinco días.  

Taxistas, fotógrafía, floristerías, jugueterías o fisioterapeutas son negocios que se han incluido en las ayudas

decoration

A todos ellos se destinarán 90.000 euros de presupuesto y el edil de Hacienda valoró que podrán beneficiarse entre 35 y 40 empresas de la localidad. Además, el alcalde ha asegurado que la covid-19 no ha provocado cierres destacados en el tejido empresarial y comercial del municipio, lo cual es una buena noticia. «Hay que tener en cuenta que el peso industrial recae en gran parte sobre la logística, que apenas se ha visto afectada», señaló. 

Apoyo a nuevas empresas

A la línea Empren es a la que más tiempo destinaron los dos responsables municipales: se trata de 50.000 euros que se dividirán en subvenciones de hasta 2.000 euros para aquellas personas que hayan iniciado un negocio durante 2021 en el término municipal. Si la persona emprendedora es mayor de 45 años, lleva más de un año desempleada, no ha cumplido los 30 años, tienen diversidad funcional o es mujer, las subvenciones pueden elevarse hasta los 3.000 euros

Compartir el artículo

stats