Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joanma Miguel

"Va a ser la legislatura con más inversiones en la historia de Llíria"

El dirigente asume que el turismo es «la asignatura pendiente», además de trazar un plan a 10 años que hagan del municipio una ciudad «más amable»

Joanma Miguel en el pleno extraordinario del viernes, cuando asumió la vara de mando de Llíria. | LEVANTE-EMV

Joanma Miguel en el pleno extraordinario del viernes, cuando asumió la vara de mando de Llíria. | LEVANTE-EMV

¿Cómo asumió ayer la vara de mando?

Como es normal, con cierto nerviosismo, pero tengo mucha ilusión de colaborar y lanzar los proyectos que presentamos. Firmamos el pacto de l’Almodí, fue un acuerdo y tengo muchas ganas de llevarlo a cabo.

Durante dos años ha sido el primer teniente alcalde de Llíria. ¿Qué ha aprendido?

He tenido la suerte de que al ser funcionario en el propio ayuntamiento desde 1997, conocía a los compañeros y todos los trámites administrativos. Lo tenía aprendido. Lo que he aprendido ahora ha sido la otra vertiente: la política, muy diferente a ser funcionario. De pronto tienes proyección y una visión de la ciudad en su conjunto, con todas las áreas

¿Qué ha sido lo que más le ha sorprendido en estos dos años en política?

Ha sido media legislatura muy difícil y marcada por la covid-19. De un día para otro, pasamos de estar organizando el preolímpico para el 19 de marzo y a confinarnos a todos cinco días antes. Todas las prioridades políticas desaparecieron y solo teníamos el objetivo de cuidar a los vecinos y vecinas, su salud, desinfectar las calles, facilitar el teletrabajo de los trabajadores del ayuntamiento, algo que conseguimos en una semana. Las brigadas tenían que funcionar, había que conseguir medios de protección y nadie esperaba todo ese giro. Fue apasionante poder hacer mejor la vida de los demás.

¿Cuál diría que fue el momento más duro?

Cuando nos confinaron a principios de enero. Nos avisaron de que nos cerraban en 15 días por lo peligrosas que estaban siendo las cifras. Fue desolador, conocías a los contagiados y a los que fallecían.

¿Cómo se llevará a cabo el relevo? ¿Habrá una nueva mirada en el gobierno de Llíria?

Será un cambio normal, lógico, no vamos a empezar desde cero. Vamos a intentar trabajar para que en Llíria pasen cosas emocionantes. La segunda parte de la legislatura va a ser la de las grandes infraestructuras y la de más inversiones en toda la historia de Llíria. Habrá un nuevo colegio y un instituto, el IES Camp de Túria, con una inversión de 17 millones de euros. El Consell ha añadido un tercer carril a la CV-35. Además, habrá obras no tan grandes, como la reurbanización de la carretera a Alcublas. La diputación va a hacer una inversión que beneficiará directamente a agricultores y ciclistas.

¿Se mantendrá la misma relación con sus socios de PSPV

No espero otra cosa. Hemos tenido una grandísima lealtad y confianza. A Civera le guardo un gran recuerdo y he ganado un amigo, las relaciones tienen que seguir igual.

¿Cuándo estarán operativos el colegio y el instituto?

El instituto comenzará a final de año y tardará 15 meses. El colegio comenzará a principios de 2022 y las obras durarán algo menos. En 2023 lo tendremos todo.

¿Qué se plantea como lo más urgente?

Creo que hay que combinar los dos aspectos. Por un lado, el día a día, que la gente pueda recuperarse y paliar los efectos de la covid-19, tanto económicos como sociales. Ha de ser un buen verano y un buen final de año. Al mismo tiempo, tenemos que planificar cómo queremos que Llíria sea en los próximos años. Por desgracia, somos muchas las ciudades donde se ha actuado durante mucho tiempo de formas muy diversas, y es necesaria una estrategia de aquí a 10 años para unificar el criterio. Que la ciudad sea más amable, más verde, más sostenible...

¿Habrá un cambio de modelo de ciudad?

La apuesta decidida es hacerla más amable con los viandantes. Además, es muy importante que integremos a los más de 6.000 residentes fijos en las urbanizaciones. En pleno siglo XXI tienen que tener todos los servicios y ser llirianos de primera.

Supongo que ahí se integra la reactivación del polígono de Carrases.

Va a darle a Llíria una proyección bestial. De golpe nos hemos situado en el mapa con empresas punteras. Primero fue Power Electronics, pero tenemos AOM, que hace el último proceso del reciclado del aceite. Ahora llega Astrumfuel, a transformar el plástico en combustible, y también la valenciana Genia Bioenergy, a convertir restos orgánicos en biogás. Seremos referentes en solucionar uno de los graves problemas de la basura, sacando provecho económico y sostenible. Además, se necesitará mano de obra cualificada.

¿Seguirán con el impulso al patrimonio y la cultura?

El turismo es una asignatura pendiente en Llíria, por eso tenemos que potenciar la capitalidad de la Unesco en la música. Además, en julio tenemos el certamen nacional de Directores de Orquesta y a finales de año el mundial femenino de balonmano.

Compartir el artículo

stats