Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Civera renuncia a su acta de concejal tras 22 años en política

El exalcalde de Llíria y Alcublas vuelve a su plaza de funcionario en la Generalitat y deja paso a Paco Gorrea

Manolo Civera da positivo en coronavirus

Manolo Civera da positivo en coronavirus

Un paso más en su retirada de la política activa. Manolo Civera dejará en el pleno ordinario de mañana su acta como concejal del PSPV que obtuvo en 1991. Desde entonces ha compaginado su faceta política con su carrera como funcionario público, a cuya plaza volvió en junio tras pasar el relevo en la alcaldía a su socio de gobierno Joanma Miguel, de Compromís. Ahora da un paso más y deja también su representación como edil municipal, aunque no se descarta que pudiera optar a algún cargo en el organigrama de la Generalitat.

«Han sido muchos años y siempre es saludable saber dejar paso a los relevos necesarios para que otros entren en el equipo de gobierno con nueva energía», apuntó a este diario. Y añadió: «Sobre todo es importante hacerlo cuando las cosas van bien. Si te vas cuando las cosas van mal, dejas un mal recuerdo».

Así, Civera dara cuenta mañana de su renuncia y si todo sale según lo esperado, el pleno aceptará su petición, que presentó el 6 de julio por registro de entrada para que diera tiempo a la Junta Electoral de tramitar el nombramiento de su sustituto, Paco Gorrea, asesor municipal del grupo socialista y secretario local del PSPV en Llíria.

En el escrito, Civera agradece el trabajo realizado al equipo de funcionarios del Ayuntamiento de Llíria sobre todo en el último año con la pandemia de covid-19.

«Finalizo una larga etapa de cargo público con el acta de concejal, pero con una clara vocación municipalista que podrá acompañarme permanentemente después de haber aprendido de los errores y los aciertos», apunta Civera. En este sentido, lamenta que los errores «los entiendo siempre minimizados porque mi acción política ha sido siempre pensando en el interés general y nunca en el particular».

Civera accedió en 1991 al Ayuntamiento de Llíria como edil del PSPV para esa legislatura. Volvió a su carrera profesional para regresar a la política en 2003 como alcalde de Alcublas, donde permaneció hasta 2015 que se presentó a las elecciones para alcalde de Llíria y las volvió a ganar en 2019, cuando tuvo que pactar con Compromís.

Compartir el artículo

stats