Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Licitan las obras del segundo tramo de la ronda de Bétera que llega a Olocau

La construción comenzará el próximo año con un trazado de un kilómetro y un presupuesto de 3,6 millones

Variante de Bétera

La Diputació de València publicó ayer la licitación de las obras de la segunda fase de la Variante Norte de Bétera, que consiste en conectar la CV-310 con la CV-333 en un tramo de aproximadamente un kilómetro en dirección a Olocau. La actuación dará continuidad al trazado de cinco kilómetros abierto al tráfico hace apenas dos semanas y que permite descongestionar los accesos a Bétera a través de una ronda exterior, evitando así el paso de 12.000 vehículos al día por el casco urbano.

El diputado de Infraestructuras y Carreteras, Rafa García, avanzó la pronta tramitación de esta segunda fase ejecutada por la empresa Bertolín, con un presupuesto de 3.640.000 euros y un plazo de ejecución de nueve meses desde el inicio de los trabajos, previstos para los primeros meses del próximo año. Junto con el tramo principal de cinco kilómetros, la obra cuenta con una inversión de 15 millones, la partida más elevada de las cuentas provinciales.

El responsable provincial de Carreteras explica que el trazado de la segunda fase de la Variante Norte de Bétera tiene una longitud aproximada de 950 metros, desde la cuarta glorieta ejecutada en la primera fase de la obra hasta la existente en la CV-333, en la carretera que conduce a Olocau. El objetivo de esta segunda fase es “ampliar la intersección giratoria para establecer todas las conexiones necesarias entre la nueva variante y la CV-333, incluido el acceso a la urbanización La Masía”, detalla García, quien apunta que la actuación permitirá también un acceso más directo a la base militar de la OTAN sin necesidad de atravesar las calles de Bétera.

Primera fase en servicio

La Diputació abrió al tráfico la primera fase de la Variante el pasado 23 de septiembre, dando respuesta a una reivindicación histórica de los distintos equipos de gobierno que ha tenido Bétera en los últimos años. Con esta vía alternativa para dirigirse hacia Náquera y Olocau sin necesidad de atravesar el municipio, la corporación provincial mejora la seguridad de la CV-310 y ofrece una nueva carretera moderna y respetuosa con el medio ambiente.

El trazado cuenta con un microaglomerado fonoabsorbente y drenante en la rodadura que disminuye la contaminación acústica y se traga el agua que es expulsada fuera de la calzada. En cuanto a la integración paisajística y cultural con el entorno, la nueva carretera cuenta con una vía ciclopeatonal, el ajardinamiento de las glorietas con especies arbóreas autóctonas y un mirador en una de ellas con vistas a la Torre Bofilla, uno de los elementos patrimoniales de Bétera.

La Variante de Bétera incluye en su primera fase cuatro glorietas que, junto a las vías de servicio laterales, proporcionan el control total de los accesos a la carretera. La calzada tiene un ancho de 12 metros, con dos carriles por sentido de tres metros cada uno y arcenes-bici de dos metros a ambos lados. También consta de una vía ciclopeatonal segregada y protegida de 2,5 metros de amplitud en el margen izquierdo.

Compartir el artículo

stats