Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís pide que cese la tala "agresiva" de pinos en Bétera

El consistorio desconocía los hechos

Acumulación de pinos jóvenes talados. | LEVANTE-EMV

Compromís en Bétera llevó ayer al pleno un ruego para que cese la tala «agresiva» e indiscriminada de pinos que se está llevando a cabo en el Pla Colom, una zona forestal entre las urbanizaciones de Pinares-Brucar y Torres de Portacoeli. Fueron los residentes en ambos núcleos urbanos los que denunciaron esta situación ante la Policía Local de Bétera, pero las actuaciones cuentan con la autorización de la Conselleria de Agricultura y Desarrollo Rural, ya que forma parte de un Plan Técnico de Gestión Forestal aprobado en 2019 y cofinanciado con fondos Feader de la Unión Europea.

Una zona de escombros y otra con especies invasoras que no se han retirado pese a que se incluía en la subvención. l-emv

Sin embargo, cuando el plan se ha ejecutado sobre el terreno, en lugar de promover acciones para la mejora ambiental, la paisajística y el fomento de ecosistemas forestales, se han talado un centenar de pinos jóvenes para sorpresa y disgusto de los residentes y sociedad civil de Bétera. El Ayuntamiento de Bétera que dirige la popular Elia Verdevío aseguró desconocer los hechos hasta que conocieron la denuncia que adelantó Levante-EMV.

Compromís pide que cese la tala «agresiva» de pinos en Bétera

A preguntas de este diario, el ayuntamiento asegura que la conselleria de Agricultura «no había notificado la resolución que autoriza estos trabajos». Por eso, ayer Compromís pidió al equipo de gobierno que cese esta tala «indiscriminada». «Lo que no hayan tocado, que no lo toquen ya», señaló el concejal Juan José Baudés, y pidió que los trabajos se centraran en lo que de verdad hace falta en esta zona: clarear algunas áreas donde hay sobrepoblación de pinos, desbrozar y limpiar de matorrales así como llevarse los escombros y restos de obra que se han depositado en el enclave. Además, es necesario también eliminar especies invasoras como los cactus, como explicó el concejal Juan José Baudés.

La concesión de la subvención se firmó en mayo de 2021 por parte de la Dirección General de Medio Ambiente y los trabajos comenzaron el 17 de octubre. Se destinaron 30.127 euros, de los cuales 17.510 euros se debían destinar a clareos y resalveos. Además, 7.350 euros debían ir a podas con eliminación de restos y 5.467 euros para los desbroces selectivos de matorral. En ningún caso la tala masiva se concebía en el plan.

Sin embargo, según el informe al que ha tenido acceso este diario donde se recopilan las actuaciones llevadas a cabo en esta zona, se asegura que la empresa adjudicataria de los trabajos, con sede en Talavera de la Reina, ha terminado realizando trabajos de aprovechamiento de madera. Se confirma a tenor de los árboles talados, los más grandes, y los que se han dejado sin retirar, que son los secos, los inclinados y con malformaciones. Ni la Junta de Montes, ni el ayuntamiento ni la conselleria «han realizado un acompañamiento técnico de las obras, y la empresa adjudicataria ha actuado para maximizar sus beneficios».

Compartir el artículo

stats