Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Pobla de Vallbona ultima el proceso judicial para demoler ‘La Cens’

Se abrirá un paso entre la calle Colom y María Micaela

El edificio la Cens, en la Calle Colom de La Pobla de Vallbona, en una imagen tomada ayer. | LEVANTE-EMV

La lenta agonía del histórico edificio conocido como ¡La Cens’, en La Pobla de Vallbona, podría estar próxima a su final. El ayuntamiento encara el tramo final del proceso judicial que, si todo sale según lo esperado, debería ratificar la decisión municipal de demoler el edificio de 49 viviendas en un grave estado de abandono.

En febrero de 2019, el consistorio llevó a cabo una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio a fin de calificar este solar como un suelo dotacional, ya que el estado de ruina del edificio no permitía si quiera su rehabilitación. De hecho, en diciembre de ese mismo año, parte de la fachada cayó debido a una fuerte racha de viento, lo que aceleró el proceso de declararlo como en estad de ruina para su posterior adquisición y demolición.

El ayuntamiento compró las 49 viviendas a los vecinos y vecinas donde ya ninguno residía desde 2011 debido al mal estado del edificio. Se expropiaron las viviendas para proceder a la demolición pero una empresa era tenedora de trece inmuebles y decidió demandar al consistorio al no considerar justo el precio. Se abrió entonces un proceso judicial por el que la magistrada paralizó la orden de demolición hasta esclarecer los hechos y en estos momentos el pleito se encuentra en la fase de proporcionar el escrito de conclusiones de ambas partes. Lo único que falta es la vista para la sentencia, que el consistorio espera a su favor.

El resto de las viviendas, además de esta empresa, son propiedad de bancos, fondos buitre y un particular. Ninguno de ellos hizo oposición a deshacerse de un complejo residencial que hoy está apuntalado por riesgo de derrumbe y, además, situada en un lugar privilegiado.

Se encuentra frente al ayuntamiento y la Casa de la Cultura. Fue el edificio más grande y alto de La Pobla de Vallbona en la década de los 60, donde las familias con posibles adquirieron una vivienda en pleno desarrollismo de los municipios. Poco a poco, fue degenerando y las viviendas pasaron al régimen de alquiler, al tiempo que no se acometieron las reformas necesarias y la rehabilitación pertinente, por lo que el edificio fue a menos.

Tras su demolición, el consistorio tiene previsto abrir una zona de paso que conecte la Calle Colom, vía neurálgica de la localidad, con la calle paralela, María Micaela. Será un parque o una plaza que permita transitar de una vía a otra con facilidad. A largo plazo, la idea del equipo de gobierno pasa por construir un edificio de viviendas públicas siempre respetando ese nuevo paso abierto que facilite la movilidad de los peatones en el casco urbano.

En 2011, durante el gobierno del PP con Mari Carmen Contelles al frente, fue cuando los residentes abandonaron las viviendas con la idea, entonces, de ser reubicados en un nuevo edificio de VPO en la zona del polideportivo. El proyecto nunca prosperó y no se construyó el edificio.

Compartir el artículo

stats