El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado una propuesta del equipo de gobierno para adherirse a la denominada Red de Ciudades que Caminan cuyo principal objetivo pasa por reivindicar el importante papel que desempeñan las administraciones públicas para dotar a los municipios de las infraestructuras necesarias que permiten la movilidad de los peatones.

El acuerdo plenario ha ratificado la propuesta del equipo de gobierno del PSPV con los votos a favor, además, de Ciudadanos, Compromís, Esquerra Unida y Podemos Riba-roja Puede, la abstención del Partido Popular y, finalmente, el voto en contra de Vox. La propuesta incluye el nombramiento del alcalde como representante municipal ante la citada Red de Ciudades que Caminan.

Esta Red de Ciudades es una asociación internacional abierta a todas aquellas localidades y administraciones públicas interesadas en mejorar la situación de los viandantes y peatones mediante la puesta en marcha e intercambio de iniciativas que se dirijan a mejorar la accesibilidad universal, la seguridad vial y el propio medio ambiente en el ámbito urbano.

La citada Red velará por generar una dinámica enfocada en las ciudades que la integran para fomentar la cultura del caminar, facilitar los desplazamientos a pie y desarrollar la movilidad peatonal como medio principal de desplazamiento en las áreas urbanas. Caminar, la bicicleta y el transporte público colectivo constituyen los ejes fundamentales del futuro de las ciudades.

La Estrategia Española de Movilidad Sostenible apuesta por la necesidad de fomentar la movilidad a pie para disminuir l accidentabilidad entre los grupos de riesgo: niños, jóvenes, tercera edad y personas con movilidad reducida.

Precisamente, el Plan Municipal de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Riba-roja de Túria que está redactando, en la actualidad, el Ayuntamiento tiene como objetivos crear hábitos más sostenibles de movilidad como fomentar el caminar, los desplazamientos en bicicleta y el uso del transporte público, de forma que la adhesión a la Red de Ciudades que Caminan supone un refuerzo para conseguirlo.

La creación de una red de itinerarios peatonales accesibles en Riba-roja de Túria supondrá, paralelamente, la mejora del transporte público, una red de infraestructura ciclista, aparcamientos de proximidad, gestión integral del tráfico y seguridad vial, regulación de aparcamiento, e-mobility y, por último, la gestión de carga y descarga de mercancías. La propuesta de adherirse a la Red de Ciudades que Caminan suscribe los principios estratégicos de la Carta Internacional del Caminar y los Principios de la Red.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha destacado que la adhesión a la Red “es una prueba más de la apuesta firme y decidida de este equipo de gobierno por fomentar los medios de transportes públicos como instrumento para aumentar el respeto al medio ambiente y, por tanto, esta Red será un paso más para auspiciar una movilidad sostenible como caminar”.