La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha trasladado al decano de los jueces de Llíria, Fernando Simón, que las obras del nuevo palacio de Justicia de la capital del Camp del Túria se iniciarán a mediados del próximo mes de mayo, de manera que los nuevos juzgados estén operativos en enero de 2024.

La nueva sede judicial se ubicará en un solar de la avenida de Bétera en un edificio de casi 11.000 metros cuadrados, repartidos en seis plantas y dos sótanos. Allí se concentrarán los órganos y servicios judiciales que, ahora mismo, están repartidos en tres locales diferentes de la Ciutat de la Música. Los juzgados se han diseñado con un aforo para 600 personas, que comprende el centenar de profesionales que allí trabajan y las 500 personas usuarias que, cada día, se prevé que acudan, ya que el partido judicial de Llíria comprende 41 municipios y una población de derecho de 170.000 personas.

El edificio, que contará con los más modernos sistemas de climatización, digitalización y será energéticamente sostenible, se ha diseñado para albergar los siete juzgados con los que actualmente cuenta este partido judicial y con espacio reservado para otros tres órganos judiciales más.

Precisamente por ello, la consellera también ha trasladado al decano de los jueces que se solicitará la creación del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 8 para la capital del Camp del Túria.