Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La discriminación de mujeres en los Fadrins de Riba-roja divide a PSPV y Compromís

Los socialistas presentan una moción por la "transversalidad" de la igualdad en todas las fiestas mientras que la coalición cree que es "tibia e insuficiente" y piden más contundencia

Pleno de Riba-roja de Túria en una imagen de archivo

Uno de los puntos calientes del pleno municipal de Riba-roja de Túria del lunes fue la polémica organización de los Fadrins. La asociación festera, compuesta únicamente por hombres que rechazan mediante votación interna la integración de mujeres en su organización, está ahora en el punto de mira a costa de las subvenciones económicas que recibe del ayuntamiento (por ser una asociación) y de los espacios municipales que se les prestan. Y el asunto ha dividido a los socialistas que gobiernan en el municipio y Compromís, más por una cuestión de forma que de fondo: los dos creen que las mujeres deben estar en los órganos de decisión, pero mientras los socialistas optan por la vía de la pedagogía y hacerlo de forma transversal a todos los colectivos y asociaciones, la coalición valencianista pide contundencia y retirar la subvención pública si no se garantiza la igualdad.

Compromís exigió mediante una moción que se les retirara este apoyo, porque el consistorio "ha de cumplir y hacer cumplir la Constitución y no puede de ninguna manera dar apoyo institucional o económico a ninguna entidad que piense actuar de forma discriminatoria", defendió el concejal de Compromís Rafa Folgado. Sin embargo, el documento no recibió ayer el apoyo de los socialistas al considerar que su propuesta, presentada minutos antes, es más adecuada, ya que vela por "integrar la perspectiva de género dentro del tejido asociativo juvenil", así como "incentivar a las asociaciones juveniles que promuevan la participación de las mujeres con la creación de programas que incentiven y que reconozcan el trabajo en pro de la igualdad de las fiestas". En palabras del alcalde, Robert Raga, "no se trata de imponer, sino de incentivar a que se cumpla con el Plan de Igualdad rubricado en 2018".

"Confío en que habrá mujeres en 2024"

Todos los grupos de la izquierda apoyaron la moción del PSPV: Compromís, EUPV y Riba-Roja Puede, mientras el PP se abstuvo y Vox votó en contra. Raga defiende que desde el trabajo uy el diálogo se va a garantizar que "cuando las mujeres quieran estar en la fiesta, estarán". De hecho, el alcalde se ha mostrado convencido de que en 2024 habrá mujeres en los Fadrins. "Los chavales no son machistas, y estoy seguro de que integrarán a las mujeres en 2024, cuando ha habido chicas que han solicitado entrar", declara.

La moción socialista para Compromís es "tibia" e insuficiente y no iba a la cuestión que debe cambiarse: que las mujeres entren en la organización de los Fadrins, sino que se dirige a la totalidad de asociaciones juveniles. Sin embargo, Raga defiende que no se apoyó "porque ya se cumplen tres de los cuatro puntos que se pedían". El único que no se ha podido acometer es el de retirar las subvenciones asignadas porque el consistorio no puede echarse atrás cuando se trata de una fiesta -la organizada en este ejercicio- que ya está en marcha con actividades comprometidas para las celebraciones.

Precisamente fue este uno de los reproches del concejal valencianista: el cambio de discurso del PSPV, que ha pasado de valorar la retirada de fondos públicos a esta fiesta a optar por la pedagogía de los jóvenes. En la coalición echan mano de la Constitución y recuerdan que el artículo 9.2 vela porque las Administraciones Públicas deben garantizar el cumplimiento de los derechos fundamentales, entre ellos, la igualdad. "El PSPV está a favor de nuestra moción, pero votan en contra porque tienen la suya... No se entiende", lamentan en Compromís.

Mientras, en la moción socialista se pone el foco en "las asociaciones que organizan las fiestas juveniles, porque se señala que las tradiciones son importantes elementos de cohesión social de los pueblos y adaptarse a los nuevos tiempos es su mejor estrategia para sobrevivir", señalan. En esta línea, Raga aseguró que se va a seguir trabajando y aplicando el Plan de Igualdad. Reconocen que la actualización de las fiestas en términos de igualdad, "aunque pueda resultar compleja, es esencial en términos de justicia social, como lo exigen las propias mujeres, el movimiento feminista y la sociedad en su conjunto".

Compartir el artículo

stats