Los dos concejales del PSPV y los tres del PP de Loriguilla se han dado de baja de sus respectivos partidos. Lo hacen para poder llevar a cabo una moción de censura entre los dos que desbanque al actual equipo de gobierno de Ciudadanos, con cuatro ediles, que gobernaron con los dos socialistas hasta que hace dos semanas los naranjas rompieron unilateralmente el pacto. Ahora, en un giro inesperado del guion y a expensas de lo que pueda ocurrir en el pleno de debate de la moción, los cinco ediles apartarán del gobierno al alcalde, Sergio Alfaro.

"No es un pacto entre el PP y el PSOE, es un acuerdo para que Loriguilla tenga un alcalde que se merece, hemos tenido que dejar todos nuestros partidos para no involucrarles en esta circunstancia local"

"Hemos escuchado a la gente del pueblo y la única forma de poder actuar era dejando nuestros respectivos partidos", explica el concejal socialista Carlos Rodado que, junto a Manuel Cervera, han dejado las filas socialistas. Se presentará a alcalde y con total probabilidad contará con los votos de los populares, tal como han dejado por escrito en un documento firmado por Montserrat Cervera, Santiago Rubio y Maria Isabel Aliaga. El paso de apartarse de sus partidos ha sido necesario ya que a uno y a otro lado existe una línea roja en la que no se permite pactar al PP con el PSPV y viceversa. De hecho, para Rodado la expulsión del PSPV del gobierno por parte del alcalde, Sergio Alfaro, siempre respondió a un motivo de "rivalidad"

De hecho, el martes por la tarde la dirección provincial popular de Vicent Mompó tumbó cualquier aspiración del grupo local de firmar ningún acuerdo con los socialistas. Tampoco en la dirección provincial del PSPV, dirigida por Carlos Fernández Bielsa, dieron el visto bueno y no les dejaron más opción que apartarse de la agrupación.

Por eso, como explica Rodado, todos han tenido que darse de baja "con muchísimo pesar, pero entendiendo que no podemos involucrar a nuestros partidos en esto al ser un asunto local con unos intereses en concreto de Loriguilla", señala el ya concejal no adscrito.

La moción de censura se presentó el martes. Cuando Mompó emitió el comunicado, los ediles ya se habían dado de baja y registraron la moción de censura. "La situación era insostenible, no todo el mundo está capacitado para gobernar", lamenta Rodado, que asegura que esta situación se ha precipitado en las últimas semanas porque su intención era la de continuar con el pacto de gobierno que el PSPV tenía con Cs hasta las elecciones. "Alfaro lo dinamitó, y nos vemos obligados a actuar", zanja Rodado.

"Esto no es un pacto entre el PP y el PSOE, es un pacto para que Loriguilla tenga el alcalde que se merece, todos hemos tenido que dejar nuestros partidos para hacerlo posible", explica, y lamenta "lo mal que lo ha hecho Alfaro para que dos partidos opuestos se unan contra él". "Queremos además visibilizar que los acuerdos son posibles y lo hacemos por nuestro pueblo", concluye Rodado.