Sofía Shkidchenko, de 16 años, huyó de Ucrania hace unos meses y se asentó en Nàquera junto a su madre. Desde allí ha lanzado una campaña de crowfounding -un micromecenazgo- para financiar una de las becas que ofrece la Berklee College of Music en Boston o en Los Ángeles College of Music, ambas referentes en la enseñanza de canto, la disciplina que Sophia mejor controla. Como explica en un vídeo promocional para recaudar fondos, lleva diez años cantando y ha participado en numerosos programas ucranianos como Ukraine's Got Talen, Voice Kids o Little Big Shots, además de Eurovision Junior.

La andadura de Sophia en el canto se truncó, como ella explica, cuando Rusia invadió Ucrania y tuvo que salir de allí, dejándolo todo atrás. Ahora, como refugiadas, no tienen medios para poder continuar con su carrera. Ella había solicitado y hecho las pruebas antes de marcharse de su país. "Imagina la emoción al pensar en 2 meses de aprender de profesionales de la composición, producción musical, teoría musical, canto, interpretación y todo lo relacionado con la música. Pero luego, sucedió algo que todavía no puedo creer que esté sucediendo, mi hermoso hogar, Ucrania, fue invadido", lamenta.

Sophia y su madre viven con una familia de acogida en Nàquera, desde donde explica que pasó las audiciones del programa de verano y obtuvo sendas becas en Berklee College of Music en Boston y en Los Angeles College of Music por 11.289 dólares. El primer curso comienza el 27 de junio, pero tras la guerra la familia no tiene fondos y no pueden cubrir los costes como vuelos, alojamiento y gastos diarios.

 Por ahora, la campaña que ha lanzado ya ha recaudado más de 7.000 dólares a través de un centenar de donaciones, por lo que lleva algo más de la mitad de lo que solicitaba conseguido.