Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desalojan a una vecina con movilidad reducida por otro vertido de aguas fecales en Bétera

Las brigadas municipales limpiaron la calle ante la extensa cantidad de aguas residuales que salieron del interior de una vivienda. La alcaldesa ofreció un alojamiento municipal a la vecina.

Vertido de aguas fecales en Bétera

Vertido de aguas fecales en Bétera L-EMV

Para ver este vídeo suscríbete a Levante-EMV o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Vertido de aguas fecales en Bétera Amparo Soria

Los escapes de aguas fecales que se llevan produciendo en la calle Vizconde de Bétera desde hace un año volvieron a causar el viernes un nuevo problema: una mujer de avanzada edad, de movilidad reducida, tuvo que ser desalojada de su casa al producirse una fuga que llenó toda su vivienda de estas aguas residuales. La planta baja quedó completamente inundada y entre los vecinos y vecinas lograron sacar a la mujer, teniéndole que dejar algunas prendas de ropa al sacarla a la calle. Todo se produjo tras los trabajos de un camión-cuba al que se llamó a fin de frenar un nuevo vertido, pero los trabajos consiguieron el efecto contrario.

asoria@epi.es

asoria@epi.es L-EMV

Los olores fueron insoportables y se llamó a la Policía Local. También se desplazó hasta allí la alcaldesa, Elia Verdevío, y el concejal Manuel Pérez, para conocer la magnitud de los hechos. Fue la primer edil quien llamó a la Brigada de Obras Municipal para limpiar y desinfectar la calle. Los trabajos se prolongaron durante el sábado y el domingo con baldeos por parte de la empresa concesionaria de limpieza viaria municipal a fin de restablecer la normalidad en esta vivienda y en esta calle, aunque las fugas han sido reiteradas desde hace un año.

El consistorio ofreció a esta mujer un alojamiento donde instalarse durante el fin de semana hasta que su casa se limpiara, pero no hizo falta ya que se trasladó a casa de un familiar.

Tras varios meses de desencuentros, finalmente los vecinos y vecinas parece que se han puesto de acuerdo en costear la obra necesaria que acabe con estos escapes, para lo que cada vecino del edificio deberá abonar algo más de 3.000 euros, una cifra en la que parecen haberse puesto de acuerdo para comenzar los trabajos cuanto antes y atajar el olor que tanto molesta a los residentes de esta vía.

Compartir el artículo

stats