La Pobla de Vallbona contará a finales de año con una comunidad energética renovable, Constant Energía, promovida por el ayuntamiento de la localidad en colaboración con la cooperativa agrícola “La Constancia”, con sede a la Pobla. La iniciativa contempla inicialmente dos instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo colectivo con una potencia de 108 y 110 kWh. Con una producción anual de 330.000 kWh, se estima que la instalación llegue a cubrir entre el 30 y el 40% de las necesidades energéticas de 150 familias.

El ayuntamiento se encuentra trabajando ya en sus dos primeras instalaciones de autoconsumo colectivo. Así, la cubierta del CEIP “Lluís Vives” alojará una instalación fotovoltaica de 108 kWh de potencia que producirá anualmente 167.000 kWh. Por su parte, la Ciudad Deportiva contará con una instalación de 110 kWh. En ambos casos, el ahorro económico inicial se situará, de media, alrededor del 15% de la factura eléctrica. La energía producida servirá para reducir la factura de las familias situadas en sus alrededores y que deseen adherirse al modelo., y se incrementará una vez haya devuelto la inversión.

El proyecto contempla un presupuesto de más de 250.000 euros y será asumido íntegramente por el ayuntamiento con el apoyo de la Generalitat Valenciana, a través del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), que ha financiado las dos instalaciones con una ayuda total de 166.000 euros. La explotación de la instalación en los primeros años se hará a partir de un modelo “As A Service”, o de pago por uso, sin aportación inicial por parte de los consumidores.

Según Josep Vicent García, alcalde de la Pobla, “la aplicación de este modelo en las comunidades energéticas locales es una tendencia hacia la soberanía energética con múltiples ventajas, como es reducir el coste de la energía con una democratización de la producción”. Garcia invita al vecindario a “interesarse y participar en esta comunidad energética por las ventajas que tendrá para todos los usuarios en la hora de conseguir una luz más barata y producida aquí”.

Según José Barres, gerente de la cooperativa agrícola “La Constancia”, este proyecto “es un paso más en el proceso de reconversión que está experimentando la cooperativa para ofrecer a sus cooperativistas servicios de vanguardia, entre ellos, el acceso a energía renovable a precio asequible, así como a la ciudadanía, como entidad solvente, de confianza y con largo recorrido en el municipio”.

A la presentación del proyecto han asistido, en representación de la Conselleria de Economía Sostenible de la Generalitat, Julia Company, Directora General del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), y Teresa García, Directora General de Emprendimiento y Cooperativismo, así como Joaquín Mas, Director General del Grupo Enercoop, empresa matriz de la Cooperativa Eléctrica de Crevillent.

La Directora General de la IVACE, Julia Company, señalaba en su intervención que las comunidades energéticas son esenciales en la transición energética, puesto que persiguen objetivos no solo económicos, sino también fomentar la participación ciudadana, la utilización de las cadenas de suministro locales y brindar oportunidades de ocupación, manteniendo el valor de la generación de la energía dentro de la población local.

Por su parte, Teresa García ha destacado “cómo la cooperativa agrícola de La Constancia está innovando en sus líneas de trabajo, diversificando y colaborando en la creación de una comunidad energética, siguiendo el ejemplo otras cooperativas agrícolas valencianas como la de Montitxelvo, Villalonga o Bicorp, con proyectos finalizados o en curso