Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De vertedero a pulmón verde: el Safareig, el parque más ambicioso de la Pobla

La nueva subvención de la Diputación de València avanzará en las fases del Plan Director para convertir la zona degradada en un gran parque público entre el Túria y la Calderona

Área recreativa del Safareig L-EMV

La gran área recreativa Safareig comienza a tomar forma. Hasta 2005 fue un vertedero incontrolado, hasta que se clausuró. No hubo un sellado oficial ni un proceso de renaturalización intencionado, pero la vegetación lo cubrió y superficialmente, es monte. El amontonamiento de vertidos creó una topografía artificial, generando una colina, y hoy algunos de esos residuos acaban aflorando sobre la superficie. Precisamente para darle una nueva vida a esta zona y regenerarla, el consistorio decidió trazar allí un plan a largo plazo para restaurar ambientalmente la zona, que queda al norte de la Pobla de Vallbona y a los pies de la Calderona. El objetivo es convertir esta zona rústica degradada en el Área Recreativa Safareig, un gran parque público para la reunión y el esparcimiento disfrutando en el medio ambiente.

Es el proyecto más ambicioso del municipio y el consistorio ya ha llevado a cabo la limpieza del área, que tiene 772.000 metros cuadrados (72 hectáreas). Eliminó especies invasoras y taló árboles secos para despejar la zona y dejarla lista para las siguientes acciones, como la que se realizó con la subvención de 200.000 euros de la Diputación de València para el ejercicio 2021-2022, que conllevó la plantación de 2.500 árboles y de 40 Jaras de Cartagena, una especie autóctona y en peligro de extinción que solo crece de forma natural en esta zona del Camp de Túria.

Estos han sido los primeros pasos realizados, pero esta semana, en el nuevo Plan de Inversiones de la Diputación de València, se le ha concedido al consistorio una segunda subvención de 300.000 euros para regenerar este área con la construcción de un sistema de circulación hidráulica y una lámina de agua para el ocio de los ciudadanos, todo integrado paisajísticamente. La concesión económica también pretende consolidar los restos del Corral de Pataco, una estructura relacionada con la trashumancia, donde se guardaba el ganado que bajaban desde Teruel a zonas más cálidas durante el invierno. Está construido con la técnica de la piedra en seco, como el catxirulo El Garroferal, que servía a los agricultores para resguardarse.

Corral de Pataco y el Catxirulo del Garroferal

Como se recoge en el Plan Director, ninguna de las dos construcciones cuenta con ningún tipo de protección. No son bienes patrimoniales catalogados ni incluidos en el Inventario General de Patrimonio Cultural Valenciano, pero se espera consolidar ambas construcciones y al menos blindarlas contra el desgaste.

Pradera floral y masa boscosa

De hecho, los cuatro bloques de acciones predeterminadas dentro del documento tienen como fin crear un pulmón verde que conecta los espacios verdes urbanos, los periurbanos y los naturales para el disfrute de los ciudadanos. Se va a reforzar la presencia de árboles y especies autóctonas mediterráneas, además de crear una pradera floral silvestre en la colina del antiguo vertedero mediante una mezcla de semillas de mínimo riego y siega y que atraigan a insectos propicios a la polinización. Se integrarán plantas aromáticas y medicinales y se crearán actividades municipales sobre su recolección y usos. El consistorio ha autorizado también asentamientos para fomentar la apicultura y se crearán, según los planos, dos estanques de captación e infiltración de agua pluvial, que en apariencia serán dos charcas intermitentes.

La Jara de Cartagena en una de las zonas del Safareig L-EMV

Esta zona de la Pobla se encuentra "entre los relieves más abruptos forestales de la sierra Calderona y el dominio citrícola en torno a la huerta de València", por lo que se ha configurado un paisaje "de fuerte carácter agrario, con grandes extensiones de cultivos de naranjos que configuran un paisaje abierto, alterado por las urbanizaciones". Precisamente, dentro del Plan Director se prevé mejorar el transporte público hasta la zona, además de crear recorridos a pie y en bicicleta y parques infantiles y zonas de descanso.

En este paraje, transitado habitualmente por los residentes en las urbanizaciones colindantes, se pretende crear un depósito para riego con capacidad para 572 metros cúbicos para los cultivos del entorno y para usarla como balsa contra incendios.

También en este entorno del Safareig se encuentra el campo de tiro que fue remodelado en 2012 que además de tener instalaciones para diversos tipos de caza, cuenta con un edificio de vestuarios, una oficina, un almacén y una cafetería, además de un parking que podrá ser utilizado ahora para llegar hasta la zona recreativa.

Compartir el artículo

stats