Reprobación. Antes de la reprobación de Albalat dels Tarongers, hubo otros párrocos que dieron que hablar: la huelga de hambre de Massamagrell, el desfalco de la Pobla o las deudas en Beniparrell. 

Las polémicas declaraciones del párroco de Albalat dels Tarongers durante sus homilías han terminado en un pleno municipal. Allí, el gobierno socialista liderado por la alcaldesa Teresa Pérez aprobaron el viernes una reprobación a Vicente Planells «por sus discursos de odio» desde el púlpito, donde tachó de «enfermos» a las personas homosexuales y negó la violencia de género contra las mujeres, un discurso que ha levantado ampollas entre los feligreses y que generó críticas el año pasado en Estivella, donde también ejerce.Entonces quedó como una aviso y moderó su discurso, pero enAlbalat han querido elevar estos hechos a lo oficial, porque lo religioso también es político y porque el malestar ciudadano es más que evidente. 

Es la primera vez que se reprueba a un párroco, pero no la única ocasión en la que la religión ha colisionado con la política y la vida social de los municipio. En algunas ocasiones los consistorios han intercedido y en otras simplemente se han denunciado públicamente. Desde críticas a la Memoria Histórica, a la diversidad sexual o a los colectivos festivos, la Iglesia - a través de sus representantes municipales- no siempre se ha mantenido en sus márgenes, causando conflictos vecinales de toda variedad.

Vicente Planells, el párroco de Albalat dels Tarongers.

L’HORTA

El cura de Meliana reza por Franco y Primo de Rivera en la misa del 20 de noviembre

El párroco de la iglesia de los Santos Juanes de Meliana, Enrique Arce, dedicó en la misa del 20 de noviembre de 2007 una oración al recuerdo del dictador Francisco Franco y del fundador de la Falange José Antonio Primo de Rivera, por el aniversario del fallecimiento de ambos. Causó malestar en el vecindario y la Associació Cultural Valencianista Casal de Debat «Els quatre gats», denunciaron públicamente unos hechos que el propio párroco relativizó asegurando que fue «un recuerdo y ya está».

El cura de Beniparrell cuelga en los nichos la deuda de las familias con el cementerio

La víspera de la Virgen del Carmen de 2013, patrona de Beniparrell, el cementerio amaneció empapelado. En cada nicho ondeaba un papel con la deuda de cada familia del pueblo. La indignación se adueñó de los vecinos, que no sabían «para qué quiere el cura ese dinero y en qué lo va a emplear». En los recibos, rellenados a mano y pegados sobre el mármol mortuorio con celo, no se especificaba nada más que una cuantía exacta.

Unas semanas después, amenazó que no se recaería por los difuntos cuyas familias no hubieran saldado esa deuda que él mismo estableció. 

Tres meses después, en noviembre, fue destituido y relevado a otra parroquia tras los numerosos desencuentros que protagonizó con los feligreses de Beniparrell. 

El parroco de Beniparrell solo rezará por los difuntos los cuales sus familiares estén al día con los pagos de los nichos del cementerio GERMAN CABALLERO

El cura de Massamagrell que hizo huelga de hambre pide 1,5 millones por el solar de la Iglesia

El sacerdote capuchino PedroEnrique inició una huelga de hambre en 2005 tras la negativa del Ayuntamiento de Massamagrell a recalificar un solar que el párroco quería vender a un particular para sacar fondos y rehabilitar la iglesia.Los planes municipales iban por otro lado, ya que querían expropiarlo para construir un centro socio cultural. El fraile inició una huelga de hambre de la parroquia para poder venderlo y financiar las bras de rehabilitacion de la propia iglesia.El conflicto acabó por enfrentar a la izquierda contra la derecha, ya que el PP accedió al gobierno y recalificó un terreno que con la crisis económica de 2008 no se pudo vender.

El cura de Alaquàs eliminó dos clavarías porque la procesión se convirtió en un «desfile»

Los consejos parroquiales de Nuestra Señora de la Asunción de Alaquàs decidió suspender en 2015 las procesiones y las misas solemnes de la Asunción y de la Virgen de los Dolores al considerar que se habían convertido en un «desfile para lucimiento de las clavariesas». Esta consideración sobre la labor realizada hasta ahora por las clavariesas generó un evidente malestar entre algunas de las mujeres que se dedicaron a organizar los festejos en los últimos años.Se suprimieron así las dos clavarías porque según el párroco, tras detectar «una ausencia total y absoluta de la comunidad parroquial en las misas y en las procesiones».

LA SAFOR

El abad de Gandia: «Si el Estado adoctrina en la escuela cometerá abuso sexual»

En 2018, el inicio de la Semana Santa en Gandia se vio salpicada por la polémica de un escrito publicado por el abad de la Colegiata de Gandia, Ángel Saneugenio, en la revista Passio, donde arremetió contra la «ideología de género»y criticó abiertamente a la Administración y a la política educativa por transmitirlo en los colegios. «Para enseñar la no discriminación no hace falta alterar la sexualidad de nuestros niños», y concluye que «si el Estado hace adoctrinamiento en la escuela estará cometiendo un abuso sexual», que llega a comparar con un homicidio o un hurto. Més Gandia y PSPV-PSOE condenaron las palabras del párroco y lo reprobaron de forma pública.

El abad de Gandia: "Si el Estado adoctrina en la escuela cometerá abuso sexual" L-EMV

LA RIBERA

Las asociaciones de memoria histórica condenan el sermón del cura de Cullera

En 2018 surgió la polémica enCullera a raíz de las declaraciones de un joven párroco de la iglesia de San Francisco de Asís. Durante la homilía lamentó «que algunos pretenden, con la recuperación de parte de la historia, ganar la guerra que perdieron». El sacerdote se enfrentó a un feligrés que le pidió explicaciones por su comentario y llegó a expulsarlo de la iglesia, por lo que se produjo un profundo debate que le llevó, según personas próximas a él, a aceptar su equivocación. Las asociaciones de memoria histórica condenaron sus palabras. 

El párroco de Santa Catalina pide más limosnas para financiar las obras de la torre gótica

En abril de este mismo año, el párroco de Santa Catalina de Alzira, José Enrique Masiá, instó a los fieles a comprometerse económicamente aumentando su aportación dominical a, al menos, el doble y suscribiéndose a una cuota fija trimestral de un euro al día por familia. La solicitud se produjo tras conocer las cuentas parroquiales del ejercicio 2021, resentidas tras sufragar las obras de rehabilitación de la torre gótica que se realizó con la aportacion de 300 familias y que le costó un enfrentamiento con el Ayuntamiento de Alzira, que presionó durante años para repararla. Dos años antes, la construcción de la sacristía de Santa Catalina en el emplazamiento que ocupaba hasta su destrucción en la Guerra Civil abrió otro enfrentamiento (como ya había sucedido 14 años antes), ya que el párroco quería recuperar esta antigua estancia pese a que chocaba frontalmente con las directrices del Plan Especial del Protección de la Vila.J

LA COSTERA

El abad reprocha a los falleros de Xàtiva que no acudan a la misa de Sant Josep

Las homilías de la misa del día de Sant Josep en Xàtiva suelen dar que hablar, y así fue la de 2011. Había habido otras anécdotas, como cuando el abad se posicionó de manera furibunda contra la guerra de Iraq, lo que soliviantó a los altos cargos del PP allí presentes. Ese día de San Josep, Arturo Climent Bonafé repartió contra las fallas. El abad mitrado de la Seu setabense dijo en el trascurso de la misa que «es un acto para los falleros, pero aquí falleros veo muy pocos». «Esto va para ti, Javier», le espetó al presidente de la Junta Local Fallera de Xàtiva, quejándose de que prácticamente ningún presidente fallero accedió al interior del templo. Le pidió que en años posteriores, al menos los 18 presidentes acudan a la misa.

CAMP DE TÚRIA YLASERRANÍA

El cura de Alcublas se disculpa por criticar a «los rojos que quemaron las imágenes»

En 2007, el párroco de la iglesia alcublana San Antonio Abad, Miguel Ángel Bondía, utilizó el púlpito para hacer campaña política de manera clara. La gota que colmó el vaso fue durante su sermón, a colación de la Guerra Civil, que criticó «a los rojos que quemaron las imágenes de los santos de la Iglesia». Una alusión velada a un incidente que ocurrió en la localidad durante la contienda. Pidió perdón semanas después, precisamente en una eucaristía sufragada por un vecino que luchó en el bando republicano. Bondía se disculpó asegurando que «le salió sin pensar».

El arzobispado aparta al párroco de la Pobla tras el desfalco económico de dos iglesias

El sacerdote de la Pobla de Vallbona fue apartado en 2017 por el arzobispado por un presunto desfalco económico en las cuentas de las dos parroquias a su cargo.Sin embargo, aseguraron que no se había quedado el dinero, sino que habría hecho un «mal uso» de los fondos parroquiales, según confirmaron fuentes del arzobispado, y se aseguró que «se le está prestando ayuda», aunque nunca se concretó de cuánto se trataba el desfase económico.

EL CAMP DE MORVEDRE

El Ayuntamiento de Benavites rompe relación con el párroco por su «hostilidad»

En 2016, el consistorio acordó romper cualquier relación con la parroquia mientras Francisco Llorens siguiera al frente. PP, Compromís-ERPV y PSPV, aseguraron que había que frenar «actitudes hostiles que alteran el día a día del pueblo y el bienestar de los vecinos». Hubo acusaciones que fueron el detonante: «Tengo que hacer un anuncio muy grave. Las campanas no suenan porque hay un cable quemado porque la instalación de la iglesia es una chapuza que hizo el hermano del alcalde. Además, la diputación dio una subvención de 60.000 euros y la obra costó 24.000. ¿Dónde está el resto del dinero? ¿En Panamá? Y los cristianos, a pagar»,