El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado en el pleno municipal instar a la Generalitat la implantación de una Escuela de Idiomas en la localidad ante la creciente demanda de los ciudadanos de los últimos años. La solicitud del pleno municipal incluye hasta un total de cuatro edificios de titularidad pública como futuras instalaciones para albergar esta oferta educativa. El ayuntamiento quiere que el Consell valore la implantación de una extensión, sección, aulario o centro propio de este organismo educativo a corto plazo ante la ingente demanda de clases de los ciudadanos, que en estos momentos tienen que desplazarse a Llíria, donde esta la sede comarcal, o a Bétera o la Pobla, que son extensiones, para recibir esta formación pública.

El informe técnico especifica hasta un total de cuatro emplazamientos de Riba-roja de Túria donde se podrían impartir las clases. Una de ellas es La Botaia en horario de mañanas, la Casa de Cultura en horario, también, de mañanas, el Centro Social en horario de mañana y tarde y, por último, los centros educativos públicos existentes en la localidad, en horario de tardes para no entorpecer o solapar el funcionamiento habitual de los mismos.

La propuesta municipal, que contó con el apoyo de todos los partidos, subraya la necesidad de implantar este servicio en la localidad con el objetivo de completar la formación de la población y favorecer, de esta forma, el acceso al mundo laboral, con la implantación de una escuela en la que se ofrezca inglés, alemán, español para extranjeros y valenciano, entre otros. Se recuerda, además, que se trata de un municipio “con una amplia y variada actividad educativa y cultural, con una población superior a los 24.000 habitantes y una gran oferta de servicios educativos, con una alta demanda de formación en idiomas, que, actualmente, se ve obligada a desplazarse a otros municipios como Bétera, la Pobla de Vallbona o Llíria, con el inconveniente de que no hay transporte público que se aproxime a estos municipios”.

Clases de inglés municipales

La ausencia de una escuela de idiomas en Riba-roja de Túria ha obligado al ayuntamiento a ofrecer cursos de inglés a los jóvenes en el Centro Juvenil y en la Escuela Permanente de Idiomas para atender la demanda creciente por parte de los ciudadanos. Además, la localidad cuenta con varias urbanizaciones y varios núcleos de población diseminados y siete polígonos industriales que cuenta con más de 1.340 empresas y firmas mercantiles dedicadas en su gran mayoría al sector logístico, lo que supone una repercusión internacional notable.

El pleno reclama a Educación el inicio del procedimiento especial para la implantación de una Escuela Oficial de Idiomas (EOI) que, finalmente, pueda culminar mediante un decreto o una resolución con la creación o implantación de la citada oferta educativa. Además, será la propia conselleria de Idiomas la que determinará la posibilidad de implantar una sección, una extensión o un centro de idiomas en la localidad.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha afirmado que esta solicitud del pleno municipal “es muy importante para nuestro municipio ante el aumento que ha experimentado en los últimos años la necesidad de aprender nuevos idiomas como eje fundamental para aumentar las cualidades de las personas a la hora de encontrar un empleo en el mercado laboral y más teniendo en cuenta que las empresas de los polígonos industriales tienen cada vez un mayor contacto con el resto de países de la Unión Europea y del resto del mundo”.