Riba-roja de Túria apoya el reconocimiento del Estado de Palestina, exige el alto el fuego y la apertura del corredor humanitario

La propuesta del gobierno del PSPV obtiene el apoyo de Compromís y Esquerra Unida-Podem mientras que el Partido Popular y Vox votan en contra 

Pleno de Riba-roja de Túria-.

Pleno de Riba-roja de Túria-. / L-EMV

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado una propuesta del equipo de gobierno del PSPV en el que manifiesta su apoyo a la declaración de reconocimiento de Palestina acordada por el Consejo de Ministros de España realizada el pasado 28 de mayo. El acuerdo ha contado con el apoyo, además, de Compromís, Esquerra Unida-Podem mientras que el Partido Popular y Vox han votado en contra.

La sesión plenaria ha exigido, también, al Estado de Israel un alto el fuego “inmediato” en toda la franja de Gaza afectada por el conflicto, además de la apertura de un corredor humanitario que permita el acceso de las organizaciones internacionales y no gubernamentales a los efectos de prestar la asistencia sanitaria y el resto de las necesidades básicas, higiénicas, de abastecimientos de agua y de productos básicos y de primera necesidad.

El acuerdo del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria reclama la liberación inmediata de todos los rehenes israelíes que se hallan, actualmente, secuestrados por Hamàs y condenar, a su vez, cualquier ataque o acto terrorista realizado en territorio o contra ciudadanos de Israel. Al mismo tiempo, la sesión plenaria advierte de la grave catástrofe humanitaria ocasionada por los actos de guerra promovidos por el Estado de Israel contra la población de la franja de Gaza.

El texto subraya la importancia de la declaración del reconocimiento del Estado de Palestina “en defensa de la justicia universal y del derecho internacional, por una parte, y, por otra, en apoyo de la aludida decisión tomada por el Gobierno español”. La propuesta reconoce, también, que la declaración del Estado de Palestina tiene una gran relevancia simbólica, pero, además, supone “consecuencias jurídicas por el establecimiento de relaciones diplomáticas con un nuevo estado al que se reconoce plenamente”.

La moción recuerda algunos hechos históricos desarrollados al respecto de Palestina, como el reconocimiento de la Organización para la Liberación de Palestina por parte de la ONU en el año 1974, el estatus de “no-estado observador” que le permitía participar en la asamblea general, o la resolución del 22 de noviembre de 1974 de la ONU de reconocer el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación, independencia y la soberanía en la tierra de Palestina y su nuevo estatus en este organismo.

La declaración de independencia de Palestina y la proclamación del establecimiento del Estado de Palestina en 1988 y la resolución de la ONU de reconocer esta declaración son algunos de los acontecimientos importantes aprobados. Los acuerdos de Oslo establecen a la Autoridad Nacional Palestina como administración interina de autogobierno en los territorios palestinos son otros de los acontecimientos refrendados.

Actualmente, 147 de los 193 estados miembros de pleno derecho de las Naciones Unidas han reconocido a Palestina al considerar que se trata de un acto que constata la existencia de un nuevo Estado, sujeto al derecho internacional capacitado para mantener relaciones con otros territorios ya que reunía las cuatro condiciones mínimas de un nuevo Estado: población permanente, territorio determinado, un Gobierno y una capacidad de enterar en relaciones con los demás territorios.

Una línea presupuestaria

Entre los acuerdos adoptados por el pleno destacan la apertura de una línea presupuestaria con destino a la concesión de ayudas a refugiados palestinos u organizaciones no gubernamentales que desarrollan acciones humanitarias en Gaza y se pone a disposición de la representación diplomática o consular designada por el Estado de Palestina como interlocutor para llevar a cabo acciones de cooperación conjunta adecuadas dentro del ámbito territorial y competencia del municipio. Los acuerdos se han trasladado, además, a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y a la Federación Española de Municipios y Provincias.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha destacado la iniciativa “inédita” del acuerdo adoptado por el pleno municipal en la Comunitat Valenciana “como reconocimiento del pueblo de Palestina a desarrollarse como Estado dentro de todas las competencias requeridas al efecto que deben ser el punto de inflexión para el cese del conflicto en la zona de Gaza que ya lleva demasiados años enquistados sin solución”.

El alcalde de Riba-roja de Túria ha animado al resto de los municipios valencianos a apoyar el reconocimiento “del Estado de Palestina y, además, es necesaria la colaboración en la ayuda humanitaria”.

Por último, cabe destacar que los concejales del grupo socialista de Riba-roja de Túria que no disponen de dedicación exclusiva donarán las dietas por su asistencia al pleno extraordinario de hoy viernes a Amnistía Internacional.