Alcalde de Riba-roja de Túria

Robert Raga: "Nuestro hub logístico e industrial está ya a la altura de Almussafes, Paterna o Sagunt"

El alcalde pide formar parte de las conversaciones entre Aena y el Ministerio para la ampliación del aeropuerto porque el 80 % de las salidas y entradas cruzan Riba-roja

"Sentimos inseguridad con el Consell, había proyectos comprometidos y han caído"

Robert Raga, en su despacho del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria.

Robert Raga, en su despacho del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria. / L-EMV

Amparo Soria

Amparo Soria

Se cumple un año de su tercer mandato como alcalde de Riba-roja de Túria, el segundo con mayoría absoluta. Logró revertir los sucesivos gobiernos del PP y este es el único municipio del Camp de Túria de más de 15.000 habitantes donde los socialistas consiguieron la mayoría absoluta. ¿Cómo se siente?

Es muy gratificante. No solo esperábamos mantener los resultados sino que hemos logrado mil votos más. Además hacerlo en un contexto en el que se han perdido mayorías absolutas y la gobernabilidad en muchos municipios, creo que demuestra el reconocimientos de nuestros vecinos y vecinas a nuestra gestión. Es un espaldarazo y me veo reforzado por vecinos de diferentes perfiles y capacidades económicas, de diferentes barrios. La confianza es clave.

undefined

Se dce en Riba-roja que hasta los del PP le votan a Raga.

Decían que éramos un partido muy transversal y que cogíamos algo de casi todos los partidos. Creo que ha sido así, y nuestro equipo es muy humilde y trabajador, sinceramente, y esa es la clave. Trabajar con honestidad y transparencia. Hay diferencias entre partidos, pero ofrecimos entrar en Junta de Gobierno a todos, incluso ofrecimos delegar algún área. A mí en la oposición no me daban ni los presupuestos.

El diálogo es siempre la llave.

Siempre hemos mostrado diálogo. Para la configuración de los presupuestos no solo negociamos con todos los partidos, sino que tenemos en cuenta las demandas ciudadanas de colectivos y entidades. Son unos presupuestos participados. Ha sido un cambio muy importante y que todo el mundo agradece. Cada uno tiene una forma de pensar pero creo que hemos normalizado las relaciones entre los grupos. Hay una comisión única de contratación donde todos los partidos están representados y todos saben lo que firmamos, los que terminan o los que faltan. Ese elemento de participación da un modelo de política de humildad, transparencia, trabajo, participación y llevarlo a donde nos interesa a todos. 

"Riba-roja se planificó mal en 1996, no estaba previsto llegar a 25.000 habitantes y hacían falta dotaciones"

¿Qué puede destacarse de este primer año de mandato?

Destacaría Pacadar, con una inversión de 4,5 millones para comprarle el suelo a la Sareb de más de 40.000 metros cuadrados de zona dotacional donde habrá una zona deportiva, un parque, un parking y conecta el futuro centro de salud con el casco urbano. Ha pasado de ser una zona degradada a abrirlo y crear infraestructuras. Riba-roja se planificó mal en 1996, no estaba previsto llegar a 25.000 habitantes y hacían falta dotaciones. El deporte ahora es la máxima del municipio, y hace falta otro pabellón y pistas para los jóvenes, ahora les abrimos los colegios para que no salten las vallas.

En carreteras también se ha avanzado.

Se ha consolidado la carretera de la Diputación en nuestro enlace con Manises y la A-7, donde teníamos un problema de embotellamientos y accidentes. Ese punto negro de entrada a la A-7 se revirtió en el anterior mandato con dos rotondas, y ahora con 12 millones se está construyendo el desdoblamiento y una vía ciclopeatonal.

Precisamente, se consolida también la apuesta por lo peatonal y ciclista.

Seguimos apostando por esa movilidad urbana y sostenible y estamos trabajando en la peatonalización total y parcial del casco urbano.

Robert Raga durante un momento de la entrevista en el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria.

Robert Raga durante un momento de la entrevista en el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria. / L-EMV

undefined

¿Cómo se mantiene su relación con el nuevo Consell?

Con cierta inseguridad. Nosotros tenemos grandes compromisos del anterior gobierno, con documentos de realización de proyectos muy importantes y de momento se nos han caído las dos residencias del Pla Convivint. Compramos los suelos, pero conselleria ya nos ha dicho que no va a financiarlas y nos derivaron a la colaboración público-privada, algo que debe evaluarse y ver en qué términos. Hacía falta una residencia para mayores y una residencia para personas con diversidad funcional, y al menos el centro de salud nos han asegurado que lo harán. Ha sido primer jarro de agua fría junto con la no admisión del Conservatorio de Danza. Teníamos un convenio aprobado en pleno que solo falta pasar por el Consell y lo ha parado. También el Pla Edificant se nos quedó colgado con 7 millones de euros.

La prolongación del metro hasta el centro fue otra gran promesa.

Se hizo el estudio de viabilidad del anterior gobierno, que contrataron una asistencia técnica. La estación sería subterránea y por el Barranc dels Moros se conectaría con el Parque Natural del Turia. Costaría unos 20 millones de euros y nos han dicho que lo introducirán en el Plan Estratégico de Transporte de la provincia. Creemos que irá hacia adelante, pero tenemos dudas.

¿Cuál es la salud financiera de Riba-roja?

Este Ayuntamiento ofrece seguridad y unas cuentas fiables. Actualmente aseguramos la estabilidad presupuestaria. No obstante tenemos cierta inseguridad por los impagos de la Generalitat. No nos ha pagado lo que se nos adeuda de 2023 referente a los planes de Labora y otros programas, que accede a cerca de 4 millones de euros. Eso nos ha llevado a hacer nuestra primera liquidación en negativo desde hace ocho años que gobernamos. Eso, claro, trastoca parte de nuestros planes porque dependemos de cierta financiación para abordar algunos proyectos. Pese a todo, tenemos ingresos estructurales de las empresas, y hay que destacar que hemos logrado un récord histórico en personas empleadas.  

Precisamente, estrechar lazos con la industria ha sido uno de los grandes retos logrados.

Creamos una EGM con el tejido asociativo, que ni existía cuando llegamos. El ejemplo es el Parque Logístico València. El sector industrial ha sido una apuesta, gracias también a las ayudas del IVACE, y se ha convertido en una de nuestras fortalezas. Nuestro hub industrial logístico es referente en la Comunitat Valenciana.

"El área industrial entre Cheste y Riba-roja tiene más de 14 millones de metros cuadrados, ocho y medio funcionando con cerca de 2.500 empresas; estamos a la altura de Almussafes, Paterna o Sagunt"

undefined

Hasta tal punto que se han conformado como mancomunidad.

Hemos aprobado los estatutos, no está todavía consolidada pero se ha redactado el inicio del expediente administrativo. Hay muy buenas perspectivas y hay municipios que llamando a la puerta. Posicionar un área como Cheste, Riba-roja y Loriguilla, con 14 millones de metros cuadrados del sector industrial, ocho desarrollados, ocho y medio funcionando con cerca de 2.500 empresas, es más que importante y nos sitúa a la altura de Almussafes, Paterna o Sagunt. 

Sin embargo, se han quedado sin ITV.

Nos confiamos, no pensábamos que se irían. Vendimos los terrenos cuando acabó el contrato porque ahí no podía estar una ITV, sino en suelo dotacional. Ofrecimos suelos colindantes dotacionales a conselleria porque estábamos dispuestos a que continuaran porque tenemos suelos de más de 27.000 metros. Nos dijeron que sí, que lo estudiarían, pero llegaron rumores de que se irían a Chiva y luego a Torrent. Es una decisión del Consell. Es cierto que no teníamos nada firmado, pero quien sale perdiendi en esta decisión es el empresariado de Riba-roja de esta zona eminentemente logística. 

"Trabajamos en un proyecto para conectar el Túria con el Cabriel a través de una ruta senderista de 100 kilómetros, como el Camino de Santiago, pero más corto"

undefined

Otra determinación fue la creación de zonas verdes, y ya superan los 700.000 metros cuadrados.

Tenemos un parque natural que es el Túria, que yo creo que tiene unas cualidades magníficas. Es como si tuvieras un Central Park como Nueva York. Ahora estamos trabajando en un proyecto que es unir el Parque Natural del Turia con las Hoces del Cabriel, y que un mochilero vaya andando o en bici de uno a otro. Un mini Camino de Santiago con unos 100 kilómetros. Nuestro objetivo era que municipios que vivían de espaldas al Túria, se dieran la vuelta. Constituí la Asociación de Municipios vinculados al Parque Natural, donde entró Joan Ribó, y fue un gran impulso.

¿Qué está sucediendo con los sucesivos incendios?

Hay un pirómano detrás, y es difícil de localizarlo. Si no ves la llama, con un testigo, por una pastilla que tiran, es difícil., Hay sospechas y heridas abiertas. Tienen que estar seguros para detener a alguien. Hay una investigación y hasta hace unas semanas aún estaban declarando los vecinos. Los municipios nos hemos unido después de lo que ha pasado.

¿Qué harán?

Hay que aumentar la seguridad y sobre todo la prevención, la prevención es clave. Significa hay que tener en perfecto estado el mantenimiento del parque natural. No puede haber cañas y menos en zonas de interfaz. Está muy bien que eliminemos caña donde no hay viviendas, porque donde las hay, es prioritario. La Administración no ha actuado bien en los 70, 80 y 90, y dejó que las personas nos metiéramos casi dentro del río a vivir. Con el cambio climático, las zonas forestales tienen sus riesgos y ahora mucho más por el estrés hídrico. Temimos por los vecinos, hubo riesgo para sus vidas y daños materiales y naturales muy importantes. Un drama. Aquí nos hemos criado en el río, hemos jugado allí cuando no había piscinas, y esto te afecta.

Un momento durante la entrevista al alcalde de Riba-roja, Robert Raga.

Un momento durante la entrevista al alcalde de Riba-roja, Robert Raga. / L-EMV

undefined

Y por eso han pedido 4 millones al Consell y a la CHJ...

Sí, es lo que tienen para la eliminación de la caña en zonas de interfaz. A la Confederación lo que le exigimos es que actúe rápido para eliminar los efectos de incendio, árboles quemados y también la eliminación de la caña, porque también participa en proyectos de eliminación.

Y el ayuntamiento ha implementado el Plan Centinela.

Sí, hemos comprado drones para Policía Local, estamos en fase de contratación de cámaras para vigilar el paraje y tenemos un proyecto para instalar 30 hidrantes más en las zonas de interfaz. En julio empezamos la formación con la empresa Hidraqua y vecinos para saber cómo tienen que actuar. El parque va a estar vigilado con una combinación de Policías Locales para garantizar la seguridad.

¿Hace falta más coordinación?

Debe haber un mecanismo entre la Policía Local, la Guardia Civil y la Policía autonómica para intercambiar información y actuar rápidamente. Lo estamos consiguiendo, además de coordinar también las policías locales de todos los municipios, tal como se consensuó en la Asociación de Municipios del Túria que acordó la creación de una mesa técnica en apenas 25 días después de los incendios.

"Estamos en contra de la ampliación del aeropuerto; el turismo es fundamental, pero queremos estar en las conversaciones del Ministerio y de Aena porque tenemos más de 1.000 viviendas afectadas"

undefined

La otra obra que está generando polémica es la ampliación del aeropuerto.

Aprobamos una moción donde nos mostramos contra la ampliación, no contra el aeropuerto, sino del tráfico aéreo, que no es sostenible. El turismo es una pieza fundamental y no somos contrarios. Pero hay matices, y queremos estar en las conversaciones con el Ministerio y con AENA, porque somos un pueblo con más de mil viviendas afectadas porque el 80% de entradas y salidas del aeropuerto pasan por aquí. Hemos hablado con Manises, con Quart, Aldaia… hay preocupación. Queremos que se trabaje en un plan de sostenibilidad, que tiene que ver con el ruido y con el CO2. Hay que bajar el impacto sonoro y en reducir las emisiones. La economía tiene que funcionar, pero pedimos estar en los debates. No hay que olvidar que el de València es de los pocos aeropuertos que está en zona urbana, tal vez habría que abrirse a otras posibilidades. Castelló está a 35 minutos, no podemos descartarlo, está medio parado y podría ser parte de esa ampliación, con lanzaderas a València, como en cualquier ciudad europea.

Precisamente el turismo ha sido otro de los retos en sus mandatos. ¿En qué se ha avanzado?

Nos han otorgado una subvención de 2 millones para hacer accesible nuestro patrimonio. Abrimos el ECA en el Castell durante la pandemia, tenemos el Museo de Pla de Nadal, el MUCA y pronto vamos a rehabilitar la Casa del Abogado e instalaremos allí el ECA. Con la cultura, tenemos la naturaleza: El plan Génesis Túria permitirá tener un centro de interpretación en el río.

Otra problemática derivada de las infraestructuras en Riba-roja es la gestión de las canteras…

Estamos trabajando en un plan director que presentaremos este año. Las canteras se van agotando y creemos que puede haber inversiones innovadoras en esos 110.000 metros cuadrados de superficie, algunos con una altura de 40 o 50 metros. Ahora levantan polvo, generan economía, pero cuando se agoten tenemos que pensar en restauraciones innovadoras que aporten valor municipal. Hemos trabajado para reducir el polvo y se ha notado bastante.

¿Han comenzado a hablar de ese futuro con alguna?

Estamos buscando proyectos con Pavasal , y con Cemex estamos llegando a un acuerdo para hacer un proyecto innovador. En Inglaterra se han creado grandes invernaderos con botánica del mundo entero y es un centro de estudios para la universidad y de ocio para todos los vecinos a 300 millas.