Hay momentos y escenarios de la historia que no dejan de inspirar. Detrás de las sombras y alejados de las grandes ciudades se encuentran retazos de historias y vivencias dignas de ser recuperadas. Y precisamente eso es lo que ha hecho la escritora novel Mireia Corachán Latorre al volver la vista atrás e inspirarse en Utiel y la Segunda República para recrear su primera novela, La Noria.

La obra recibe su nombre de la enorme finca de La Noria, situada a las afueras de la ciudad, y convertida ahora en el hilo central y escenario sobre el que Corachán narra de forma retrospectiva la historia de una familia de clase trabajadora cuyas historias se entrelazan en la finca. A partir de diferentes imágenes conservadas hasta ahora, el relato va abriendo ventanas a un pasado marcado por las diferencias de clase y un clima social convulso que desencadenó la Guerra Civil. La novela se centra en la personalidad de la terrateniente dueña de la finca, la señora Elisa, y del personal a su cargo, entre los que destacan Felicidad, Claudio y sus tres hijas.

El amor, la tierra, el trabajo en el campo y los vínculos personales más allá de guerras y clases, dibujan este homenaje y regreso a los orígenes de esta escritora de raíces utielanas.

La Noria saldrá a la venta en verano y está editada por el sello editorial valenciano Olé Libros. Tal como destaca la autora, La Noria es la culminación de años de investigación personal, a través de archivos y fotografías familiares que le han permitido desgranar la historia del Utiel previo al estallido de la Guerra Civil pero también una parte muy importante de su propia historia. "A veces los sueños se hacen realidad", subraya la escritora.

La escritora novel Mireia Corachán Latorre

La escritora novel Mireia Corachán Latorre Levante-EMV

Mientras espera la publicación de La Noria, Corachán acaba de lanzar al mercado su primera obra. Luces de Neón, es una recopilación de relatos breves donde se entrelazan de forma vertiginosa amor, sexo, magia y misterio. Mireia Corachán logra con su prosa intimista y personal demostrar que la vida está hecha de breves momentos brillantes susceptibles de ser narrados. Cotidianidad y literatura son un todo en este original libro de relatos que enganchará al lector desde su primera página.