Solo Compromís, PP y ERC-Bildu votaron a favor de la moción en defensa del ferrocarril convencional de la línea València-Cuenca-Madrid. Desde principios de enero, debido al temporal Filomena, la línea está cortada desde Utiel a la capital, por lo que una veintena de municipios de la España rural están incomunicados. Sin embargo, tanto PSOE como el Partido Regionalista votaron en contra de la moción, lo que generó «incredulidad» y decepción en la Agrupación de Pueblos con el Tren, la asociación de municipios y entidades que defiende la vuelta de la línea del «borreguero».

En la plataforma están inscritos tanto el Ayuntamiento de València como el de Camporrobles, uno de los más perjudicados, ya que en estos momentos no tiene ningún medio de transporte que les acerque a Utiel o a València, ciudades donde disponen de todos los servicios.

La agrupación defiende que se vivió con «incredulidad» el rechazo «a una moción clave que beneficiaba a nuestra línea de ferrocarril convencional». Así se lo han comunicado a los senadores «que decidieron votar contra el progreso de la España Vaciada, del derecho a la movilidad de sus habitantes y de esta línea como eje vertebrador del territorio».

Por ello, también agradecieron al senador valenciano Carles Mulet (Izquierda Confederal-Compromís) el apoyo en la cámara alta.

Adif asegura que se encuentra en estos momentos reparando los daños que causó el temporal de nieve en localidades como Cardenete (Cuenca), pero la agrupación asegura que no hay ninguna constancia de estas obras ni de que haya personal de Adif trabajando en la mejora de la línea.