Buñol, Utiel y Requena tendrán toque de queda a partir de mañana. Así lo ha aprobado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana a petición del Consell para tratar de frenar la quinta ola que está asolando de nuevo la autonomía sobre todo entre la franja de los más jóvenes.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ha autorizado la limitación a un máximo de 10 personas de las reuniones sociales y familiares en toda la Comunidad Valenciana y las restricciones a la movilidad nocturna o toque de queda entre las 1 y las 6 horas en 32 municipios de más de 5.000 habitantes que presentan mayor riesgo epidemiológico por Covid-19. 

Entre ellos se encuentra Buñol, con 15 casos positivos en las últimas dos semanas y una incidencia acumulada de 157 casos por cada 100.000 habitantes.

En Requena los datos son sustancialmente más elevados, ya que la restricción del Consell se le aplica al haber confirmado 108 casos positivos en dos semanas además de tener una incidencia acumulada de 529 casos.

Más preocupantes resultan los datos de Utiel, ya que en los últimos 14 días se han contabilizado 76 casos positivos, mientras que la incidencia acumulada se sitúa en 663 casos por cada 100.000 habitantes.