Condenan a 9 años de inhabilitación a la alcaldesa de Caudete de las Fuentes

La Audiencia condena a Vanesa López Guijarro a nueve años de inhabilitación por suspender una subvención de empleo que iba a ser otorgada a una mujer con la que había tenido conflictos políticos

Vanesa López Guijarro durante el juicio, hace unas semanas.

Vanesa López Guijarro durante el juicio, hace unas semanas. / Germán Caballero

EFE

La Audiencia de València ha condenado a nueve años de inhabilitación para empleo o cargo público a la alcaldesa de Caudete de las Fuentes, Vanesa López Guijarro, por un delito de prevaricación administrativa, al renunciar a una subvención para contratar a personas en desempleo tras conocer que la candidata era una persona con la que tenía desavenencias. Contra esta sentencia cabe recurso de apelación que la alcaldesa va a utilizar, como aseguró a este diario, y remitió a un escrito publicado hace unos días donde asegura que hasta que la sentencia no sea firme, no va a dimitir de su cargo.

Por su parte, la defensa consideró que como alcaldesa "renunció por motivos adecuadamente justificados a la subvencion concedida al Ayuntamiento de Caudete de Las Fuentes por la Dirección General de Empleo y Formación" y pidió su libre absolución.

El Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Labora) convocó para 2020 subvenciones para la contratación de desempleados de al menos 30 años y el Ayuntamiento de Caudete las solicitó para contratar un auxiliar administrativo para atención al público y con funciones de registro y emisión de documentos y manejo de aplicaciones informáticas y Web, a través de un contrato de 7 meses de duración a jornada completa para incorporarse el 5 de octubre de 2020.

Según los hechos probados del fallo, había tres candidatos al puesto y la que consiguió mayor baremación mantenía una relación de enemistad desde hace tiempo con la alcaldesa "por unas discrepancias en el ámbito político -ambas se disputaron con un tercero ser cabeza de lista del PP en 2015- que trascendieron al plano personal". Luego la alcaldesa salió del PP y fue a Ciudadanos (Cs).

Una vez conoció la acusada que esa candidata iba a ser seleccionada para el puesto de trabajo "procedió, a sabiendas de su iniquidad y en su condición de alcaldesa, a renunciar injustificadamente a la subvención", que fue formalizada "un día antes de la fecha en que había sido convocada la Comisión de Baremación para la selección del candidato al puesto". Por este hecho, el Ministerio Fiscal la acusa de un delito de prevaricación administrativa.

Uns subvención "innecesaria"

Tras relatar varios momentos de enfrentamientos entre alcaldesa y candidata, el fallo prosigue que la acusada "negó los hechos objeto de acusación, explicando que, siendo cierto que renunció a la subvención, ello vino motivado porque se hacía innecesaria la misma al no poder cubrirse el puesto para el que había sido solicitada, ni poder ser destinada la misma a otro puesto diferente por estar ya cubierto por otra persona".

Igualmente sostiene que comunicó su renuncia a la subvención el 11 de septiembre de 2020 pero según la sentencia "resulta difícil de mantener", ya que "de ser así, ningún sentido tenía seguir adelante el proceso de selección con la oferta de empleo del Ayuntamiento", a la que siguió la elaboración de un listado de candidatos fechado el 15 de septiembre.

El fallo concluye que, con base a la prueba practicada, la renuncia a la subvención "no estaba justificada" y añade: "Resulta cuanto menos muy llamativa la renuncia a una subvención cuando, como ha quedado acreditado, se está en presencia de un Ayuntamiento del que no consta tuviere sobrados recursos económicos".