Luís Ortiz será el presidente del Ontinyent las próximas cuatro temporadas. Así lo ratificaba la asamblea extraordinaria de la entidad celebrada el pasado sábado. Con su nuevo equipo de trabajo, el Ontinyent CF encara su nueva etapa en Tercera División, en la que contará con Rafa Aguado (es del Llosa) como máximo responsable técnico. John Clarkson, finalmente, ha decidido no regresar al Ontinyent al entender que el proyecto que tiene el club no está acorde con lo que el busca, que es un equipo «champion», según ha explicado el presidente. Luis Ortiz presidió, igualmente, la asamblea ordinaria de fin de temporada en la que se dio a conocer un déficit de 4.849 euros. Pese a ello, se mostraba satisfecho por haber reducido en dos años la deuda en más de 600.000 euros, quedando actualmente en 411.279. Queda al margen la denominada «deuda histórica» que una futura asamblea deberá decidir si se procede a levantar acta notarial de la misma. Por último, se aprobó un presupuesto de poco más de 200.000 euros y también se daban a conocer los abonos para el nuevo ejercicio, que sufrirán una rebaja del 20%.

Por otro lado, los primeros fichajes anunciados por el club ayer lunes son jugadores que ha tenido Rafa Aguado bajo sus órdenes en el Llosa. Concretamente, el lateral izquierdo Fredi, el mediocentro Pablo Vázquez, el extremo Jorge Serra y el mediapunta Ramiro, si bien éste último acabó la temporada en el Xàbia. Además, hay que añadir la renovación de Mauro Melo único jugador que continúa de los que estuvieron la pasada campaña en segunda B. También se ha anunciado un alta en la portería. Se trata de Víctor Orta, procedente del Tavernes Blanques, formación en la que jugaba cedido por el Levante. De esta forma, Aguado tiene ya a media docena de futbolistas para ir pensando, a los que poco a poco se irán uniendo más, lógicamente. El próximo puede ser Fran Jiménez, que regresaría al Clariano tras ser cedido en el mercado de invierno al Jove Español.