Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«El ayuntamiento no puede regular el baño»

El regidor encargado de la gestión del Pou Clar afirma entender pero no compartir las quejas de los policías. Fran Quesada remarcó ayer, a preguntas de este diario, que el espacio es un paraje natural no regulado como zona de baño, por lo que el ayuntamiento «ni puede autorizar ni desautortizar» el mismo. La corporación aprobó recientemente una ordenanza para preservar el paraje y ha creado dos nuevas plazas de policía este verano para incrementar la seguridad y vigilar permanentemente el lugar ante el creciente incivismo y la masificación de visitantes (se estiman en verano unos 1.200 diarios). También se han reforzado las medidas con la instalación de barandillas y se prohíbe comer salvo en zonas habilitadas, de 11 a 14 horas. Quesada apunta que está abierto al diálogo con los sindicatos y que la ordenanza «se puede perfilar», pero insiste en que el consistorio «no puede prohibir el baño ni que la gente se tire de las piedras». La corporación, con todo, estudia colocar carteles para advertir del peligro a los bañistas.

Compartir el artículo

stats