Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres mancomunidades y 4 ayuntamientos cerraron 2012 con déficit pese a los ajustes

La Mancomunitat de la Costera-La Canal y el Ayuntamiento de Albaida presentaron los números más negativos según el Síndic

Tres mancomunidades y 4 ayuntamientos cerraron 2012 con déficit pese a los ajustes

Tres mancomunidades y 4 ayuntamientos cerraron 2012 con déficit pese a los ajustes

Pese a los ajustes emprendidos y las amenazas de intervención lanzadas desde el Gobierno Central, cuatro ayuntamientos y tres mancomunidades de la Costera-la Canal y la Vall d'Albaida cerraron el ejercicio presupuestario de 2012 con más gastos que ingresos, según desvela el último informe de la Sindicatura de Comptes. El análisis del órgano encargado de fiscalizar es una foto fija de la situación de ese año y demuestra que las corporaciones se apretaron duramente el cinturón para cumplir el objetivo de déficit cero (es el caso de más del 90% de las entidades de las comarcas), sobre todo reduciendo inversiones y aumentado impuestos.

La Mancomunitat de la Costera-la Canal fue el organismo de este tipo que obtuvo el resultado presupuestario más negativo en 2012 en toda la C. Valenciana. El presidente de la entidad, que ayer aprobaba de forma definitiva la adaptación de sus estatutos a la nueva Ley de Sostenibilidad, culpó de la situación deficitaria al retraso en cobrar las ayudas para el desarrollo de los talleres de empleo financiados de la Generalitat, lo que hizo que la contabilidad quedara descuadrada. También cerraron con déficit las mancomunidades de la Vall d'Albaida (-89.225 euros) y de la Costera de Ranes (-17.530 euros), pero el que sin duda sale peor parado en el informe es el Ayuntamiento de Albaida, que presentó un desequilibrio entre ingresos y gastos de 488.684 euros, lo que profundizó el agujero existente en su remanente de tesorería, de -8,5 millones de euros y situó a la corporación como la segunda en el «ránking» que mide este indicador entre las administraciones valencianas. Posteriormente, sin embargo, el consistorio ha conseguido capear la quiebra que sobrevolaba sus finanzas y en 2013 obtuvo, en compensación, un superávit de más de medio millón de euros a costa de severos recortes.

Agujeros en las cuentas

Otros municipios que liquidaron 2012 con déficit fueron Bufali (-47.586 euros), Beniatjar (-9.476) y Sempere (-3.924 ?). El Ayuntamiento de Estubeny cosechó un remanente negativo de -37.119 euros (el año anterior había cerrado el presupuesto con -40.558 ?), mientras que en la Mancomunitat de la Vall el agujero se redujo de los 899.122 euros de 2011 a los 234.230 de 2012. Como órganos autónomos, el Consell Esportiu de Xàtiva cerró el año con un déficit de 61.542 euros. Las empresas públicas de Xàtiva, Montaverner, Albaida, Novetlè y la Mancomunitat de la Vall acumularon un déficit de casi 250.000 euros y, si siguen la misma tónica, podrían verse abocadas al cierre con la nueva ley de Sostenibilidad.

Compartir el artículo

stats