El Ayuntamiento de Ontinyent ha abierto el plazo para pedir la renta de apoyo social que permitirá atender las necesidades de 12 familias en alto riesgo de desestructuración y exclusión social. El plazo para las solicitudes estará abierto hasta el 4 de julio y el sistema de ayudas entrará en funcionamiento a partir de septiembre.

Las familias beneficiarias tendrán que tener un historial previo de intervención del departamento de Serveis Socials a alguno de sus miembros por un periodo mínimo de dos años y una renta per cápita que no supere los 5.007 euros anuales, recibiendo ayudas de entre 426 y 645 euros mensuales durante un máximo de cuatro meses. El concejal Manuel Ruiz explicó que son 12 familias para que cada una de las tres trabajadoras sociales del ayuntamiento supervise cuatro de ellas, pero en 2015, «según como vaya la experiencia, intentaremos aumentar los beneficiarios», anunció.