Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Ortiz : «Los jugadores del Ontinyent cobrarán hasta el día en que abandonen el club»

El máximo mandatario pretende que «no nos pase más lo de la temporada pasada», e incluye una cláusula en la firma de los contratos

Los recortes en el Ontinyent CF afectarán también a aquellos jugadores que, por unas cosas u otras causen baja en el transcurso de la temporada, según ha anunciado el presidente de la entidad. «Los jugadores que fichen en el Ontinyent esta temporada firmarán un contrato en el que se comprometen a cobrar hasta el día que permanezcan en el club», asegura. Luís Ortiz quiere acabar con las indemnizaciones cuando se despide un futbolista después de la experiencia vivida la pasada campaña en la que fueron numerosas las bajas registradas. La decisión también afectará al cuerpo técnico. Ortiz tiene muy claro que si el equipo no funciona volvería a apostar por un relevo en el banquillo como ocurrió con el despido de Juan Moreno y la llegada de Nino Lema. «Rafa Aguado será el entrenador del Ontinyent toda la temporada mientras los resultados no digan lo contrario. Y si los resultados dicen lo contrario, con todo el dolor del mundo, Aguado tendría que abandonar la entidad cobrando hasta ese día. Ya no nos pasa más lo de la temporada pasada», explica.

Por su parte, Rafa Aguado se ha mostrado orgulloso de la oportunidad que le da el Ontinyent, recientemente descendido a Tercera División, para llevar las riendas del equipo. «Se me ponen los pelos de punta cuando me paro a pensarlo. Es como regresar a mi casa, dónde siempre he estado muy agusto. Regresar ahora como primer entrenador es un reto en mi vida». El técnico de Lloc Nou d'En Fenollet se marca un primer objetivo en su nueva andadura. «Lo primero es decirle a la gente que venga al Clariano a disfrutar del fútbol aunque no estemos en segunda B. Sé que hay mucha tradición en Ontinyent de estar los domingos en la casita y yo le pido a la gente que salga y que venga a vernos». Aguado está ahora metido en el fragor de la confección de la plantilla y no le preocupa que haya aumentado el nivel de la categoría tras los descensos de Levante B y Ontinyent, y los no ascensos tanto de Orihuela como de Alzira. «Son grandes equipos, pero si no estuvieran estos habría otros. Lo que sí me preocupa es que vayamos a tener una liga de veintiuno o veintidós, además de la copa federación. Eso implicará jugar muchos partidos entre semana. Vamos a ver cómo queda finalmente el grupo», sentencia.

Compartir el artículo

stats