Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El indio cabalga de nuevo

Apache reanuda su actividad esta noche con una infraestructura renovada, dos pistas y un amplio equipo de seguridad

El indio cabalga de nuevo

El indio cabalga de nuevo

La «alma máter» de la noche setabense está de vuelta. Después de tres años de silencio, Apache tiene previsto reabrir esta noche sus puertas y, como siempre, lo hará a lo grande. La antaño discoteca de referencia estatal anuncia un espectáculo de iluminación y sonido de los que dejan huella en unas instalaciones renovadas. Aunque la sala acogió su última fiesta en 2011, fue en 2009 cuando el gigantesco local bajó oficialmente la persiana, después de seis años encadenando éxitos en los que llegó a congregar a 5.000 personas de todos los rincones del territorio. La crisis del ladrillo pasó factura.

La coyuntura sigue sin ser la más favorable para el negocio de la noche, muy resentido, pero los impulsores de la empresa han echado mano de «ilusión y sacrificio» para resucitar al indio apache que, dicen, «todos llevamos dentro». Ni mucho menos será como hace seis años, avisan. Los controles en las carreteras se han endurecido, la gente no sale tanto y la normativa es mucho más estricta con los locales. Apache, de hecho, no abrirá todos los fines de semana, sino «de manera puntual». La discoteca ofrecerá en torno a media docena de sesiones al año en dos amplias pistas y en arreglo a la demanda.

Adrián Mejías, cabeza visible al frente de este barco, no puede evitar erizarse cuando rememora la época dorada de una discoteca que señala como un antes y un después en su especie. «Volver a abrir es un sacrificio pero también una gran alegría», resume. La tarea no ha sido sencilla. Él y su equipo llevan «mucho tiempo intentándolo», pero el sueño no se ha podido materializar hasta hoy, tras muchas dificultades. Pese a la nueva etapa, la discoteca conserva intacta su identidad. El espectáculo audiovisual y de iluminación como sello diferenciador. Por el momento, ya ha vendido todos los pases VIP y se espera la asistencia de un reguero de nostálgicos de toda la geografía valenciana. Mejías se anticipa a la pregunta del periodista sobre la cuestión de la seguridad: «Queremos una noche limpia, sin problemas y mágica para todos los que tenemos Apache en nuestro corazón», sentencia. Desde la empresa anuncian un amplio equipo de seguridad formado por 25 personas tanto dentro como fuera de las instalaciones. Aseguran que serán estrictos con la admisión y han invertido en una campaña de autobuses desde distintos puntos. En el exterior se comprometen a velar por reducir al máximo el ruido para evitar «follón» y no molestar a los vecinos.

Competencia en la noche

Con Apache son cuatro las salas de fiesta que se disputan la noche en Xàtiva. La competencia es fuerte. En el último año han abierto dos nuevas discotecas. Aunque pudiera parecer un momento boyante, en los locales lamentan que el sector sigue en horas bajas por la crisis y se quejan del botellón.

Compartir el artículo

stats